Macron, sobre la detención de Ternera: “La reconciliación política no equivale a amnistía”

El presidente de la República francesa ha remarcado los “crímenes graves” cometidos por el exlíder de ETA

Macron, sobre la detención de Ternera: “La reconciliación política no equivale a amnistía”

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:00

El presidente francés, Emmanuel Macron, se refirió este viernes a la detención del histórico dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", y dijo que la reconciliación política en el País Vasco "no equivale a amnistía".

"No me corresponde decidir ningún tipo de amnistía por los españoles", afirmó Macron en declaraciones a la prensa en Biarritz, adonde se desplazó para preparar la cumbre del G7 que se celebrará en esa ciudad vascofrancesa el próximo mes de agosto.

Preguntado por si Francia no tendría que modificar su posición sobre ETA, teniendo en cuenta que "Josu Ternera" fue quien puso la voz en la declaración de disolución de la banda terrorista en mayo de 2018, Macron recordó que Josu Ternera "cometió crímenes graves" y que fue condenado por ello a prisión.

Esta tarde la Fiscalía de París notificó al etarra la pena de ocho años de cárcel que tenía pendiente desde que el Tribunal Correccional de París le condenó en junio de 2017 por su papel en el aparato político de la organización terrorista, cuando intentó abrir una negociación con el Gobierno español entre 2011 y 2013.

El presidente francés explicó que "los antiguos combatientes arrepentidos" tienen que purgar sus penas o reanudar una vida normal, según sus responsabilidades, y que también hay que "saber escuchar a las familias de las víctimas". A su juicio, lo ocurrido en los últimos años en el País Vasco "es un ejemplo de resolución de un conflicto y de salida de las armas".

Consideró que la disolución de ETA "fue un elemento extremadamente importante" que relacionó con la implicación de "muchos políticos de la región", tanto del lado francés como del español, y con "una voluntad de reconciliación y de pacificación" que llevó a la decisión de la banda. "El deber del Estado es acompañar ese movimiento", añadió el presidente francés.

Sobre los etarras encarcelados en Francia, defendió el trabajo de su ministra de Justicia, Nicole Belloubet, para el acercamiento selectivo a cárceles próximas al País Vasco. Hizo hincapié en que esos movimientos se hacen "en el marco de la ley y respetando las decisiones judiciales, porque no corresponde al Gobierno cuestionarlas".

Macron indicó que lo "mucho" que se ha hecho en ese terreno en los últimos meses va a continuar. "Vamos a trabajar en esa línea con la que el Gobierno busca acompañar esta reconciliación y esta pacificación", concluyó.

Lo más