Los niños rescatados en Tailandia se vuelven a reunir con sus familiares

Ocho de las trece personas liberadas se reunirán durante el día de hoy con sus familiares.

Estudiantes tailandeses oran después de que sus compañeros de clase, que estaban atrapados en la cueva de Tham Luang, fueran rescatados.

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:12

Algunos de los niños resctados de la cueva de Tailandia podrán reunirse con sus familiares hoy tras vivir un calvario que ha durado algo más de dos semanas. A una distancia de unos dos metros, con guantes y equipamiento especial, esperan impacientes los padres de ocho de las trece personas liberadas. Los cinco restantes, cuatro niños y el adulto, que fueron los últimos en salir de las profundidades de la caverna, permanecerán al menos un día más en cuarentena para evitar el contagio de posibles enfermedades.

Por tanto, los familiares de los ocho primeros niños podrán acceder a la estancia donde se encuentran sus seres queridos ingresados en el hospital por motivos de seguridad. Según uno de los médicos que atienden al grupo "hay que mantener un protocolo de seguridad debido al débil sistema inmunológico de los menores". Hasta el momento sus familiares solo han podido verles y contactar con ellos a través de un cristal.

Además, han confirmado que todos se recuperan con normalidad y su vida no corre peligro, a pesar de que han perdido una de media unos dos kilos de peso cada uno durante los días que permanecieron en la gruta, de los cuales nueve los pasaron desaparecidos y sin comida. Aunque los médicos han diágnosticado cuadros leves de neumonía a tres de los menores atrapados en la cueva.

Los jabatos y su entrenador son alimentados a base de una dieta blanda de arroz y pollo, además de la ingesta de varios suplementos vitamínicos. No obstante, los primeros cuatro rescatados, que salieron de la cueva el domingo, podrían cenar esta noche alimentos más variados. El grupo, que también recibe también apoyo psicológico, mantiene un  buen estado de ánimo y tendrá que pasar al menos siete días en el centro médico antes de recibir el alta.

Poco a poco la situación comienza a normalizarse. Los familiares podrán, por fin, reunirse con sus pequeños atrapados durante dos semanas en una cueva de Tailandia. 

Etiquetas

Lo más