Boletín

El 'loco' que se lanzará al espacio con un cohete casero para demostrar que la tierra es plana

No es la primera vez que el "astronauta casero" intenta una hazaña así. En 2018 se lanzó con éxisto a más de medio kilómetro de altura

El loco que se lanzará al espacio con un cohete casero para demostrar que la tierra es plana

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:07

Apodado como "Mad" (loco) Mike Hughes, tiene intención de alcanzar los 1.500 metros de altura con el vehículo propulsado a vapor de agua. El programa "Homemade Astronauts" ("astronautas caseros") tiene como objetivo grabar los esfuerzos de personas a los que les gusta el espacio. El próximo domingo, el canal Science Channel, que se estrenará en 2020,  inmortalizará el intento de Hughes, un conductor de limusinas y constructor aficionado de cohetes. 

El artilugio, que estará propulsado por vapor de agua, ha sido probado en un lanzamiento y ha conseguido llegar hasta los 572 metros de altura. Según el hombre la "misión" fue un éxito. Sin embargo Mike acabó con magulladuras y una vértebra comprimida a causa de la prueba

En su propio documental ("Rocketman The Documentary"), su principal objetivo es llegar a una altura a la que pueda fotografiar La Tierra, que según él es plana en vez de esférica. La comunidad terraplanista es uno de sus principales apoyos y ha recaudado hasta ahora algo menos de 10.000 dólares para su "misión". 

A pesar de todo esto, en una entrevista que ha concecido explica que su objetivo no es confirmar que la Tierra es plana, aunque lo sigue teniendo claro, sino que su cometido es llegar al espacio de forma "casera". "Creo que la tierra es plana, pero esto no tiene nada que ver con los lanzamientos de cohetes a vapor. Nunca lo hizo y nunca lo hará. ¡Soy un temerario!", explicaba Hughes en una entrevista a Space.com. 

No es la primera vez que el "astronauta casero" intenta una hazaña así. En 2018 se lanzó con éxisto a más de medio kilómetro de altura, tras varios intentos fallidos. En el momento de la caída, se desplegó el paracaídas y el cohete casero fue dirección al suelo en picado. Sorprendentemente el 'loco' Hughes sobrevivió, aunque cuando le sacaron del artefacto se le vio bastante golpeado. 

El nuevo invento, que está patrocinado por una aplicación de citas online, está mejor preparado para la nueva "misión", según cuenta el "temerario" conductor de limusinas. Esta aventura tiene como objetivo llegar hasta la llamada línea Karman, el límite que marca el comienzo del espacio y que se sitúa a 100.000 metros de distancia. 

Para conseguirlo, Hughes y su compañero de aventura, Waldo Stakes, están desarrollando lo que se conoce como un "rock-oon", que es una mezcla parte cohete y parte globo. La idea es unir el globo al cohete para que desplace al "astronauta" a una parte del camino para, posteriormente, disparar el cohete y recorrer el resto de distancia. 

Para poder desarrollar de manera correcta este artilugio, los inventores necesitan primero recaudar cerca de 3 millones de dólares. Hughes y su compañero pretenden tener el cohete listo en un plazo máximo de dos años, siempre y cuanto lleguen a la cantidad de dinero necesaria.  

Lo más