• Miércoles, 17 de julio 2024
  • ABC

COPE

Final del juicio contra Daniel Sancho: se debilita el argumento de la premeditación en el asesinato

Argumento por el que el chef español podría evitar la pena de muerte o cadena perpetua. Una sentencia que se conocerá el 29 de agosto

Audio

Audio: Juan Baño

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 15:06

El juicio contra Daniel Sancho, acusado del asesinato premeditado del cirujano colombiano Edwin Arrieta, ha concluido este jueves en Tailandia con un alegato del acusado tras un proceso que ha durado cerca de un mes.

La última vista del juicio contra Sancho ha terminado en el Tribunal Provincial de Samui, un día antes de la fecha inicialmente prevista para el fin del proceso, que se ha celebrado a puerta cerrada desde el pasado 9 de abril.

El juez, cuya identidad es confidencial, ha fijado la fecha de la lectura de la sentencia completa para el 29 de agosto a las 10 de la mañana.

Como informa Juan Baño, jefe de Interior de COPE, en 'Mediodía COPE', el padre del chef español, Rodolfo Sancho “ha salido satisfecho del juicio tras conseguir debilitar el argumento más contundente que podría llevar a su hijo a la pena de muerte, en su defecto la cadena perpetua, la premeditación en el asesinato del colombiano Edwin Arrieta”.

Un proceso judicial que pone fin a un mes de declaraciones ante un tribunal en el que este último día, Daniel Sancho ha realizado “un alegato final de 45 minutos en los que el propio acusado ha tirado de razón y también de emoción, llegando a llorar cuando pedía, por ejemplo, perdón a la familia de la víctima para ratificarse en que todo ocurrió de manera accidental”.

Concluido el juicio, el criminólogo Ramón Chippirrás del equipo de la Defensa comentaba a COPE que “desde el principio siempre se hablaba de pena de muerte, cadena perpetua y asesinato con premeditación; yo creo que las últimas horas según las palabras del propio fiscal a los medios de comunicación españoles a pie de escalinata, rebajando ya el tema de la premeditación, es una buena noticia para los intereses que representamos”.

Un alegato que, como recuerda Baño, el fiscal “ayer mismo volvió a comentar fuera de sala, que ve difícil probar la premeditación, difícil demostrar que Daniel Sancho compró dos cuchillos y una sierra para matar y descuartizar si no se han encontrado los cuchillos y tampoco el tronco de la víctima donde podrían estar las heridas producidas por esas herramientas”.

Además, “los forenses no han podido determinar la causa de la muerte, una herida en la zona occipital del cráneo podría ser compatible -dicen- con la muerte pero no es seguro. Asegura el acusado que ese golpe se lo dio contra el lavabo en medio de una pelea cuando Edwin Arrieta habrían intentado tener sexo con él, todo fue accidental. Difícil también de demostrar”.

Por último, constata el jefe de Interior de COPE que “las fuentes letradas consultadas apuntan hacia una posible condena por asesinato involuntario de seis-siete años a más de 20”.

La última sesión del juicio se celebra después de que Sancho terminara la víspera de testificar, sobre todo en español pero también en inglés, con dificultades para la traducción al tailandés, y tras contestar en dos vistas consecutivas a las preguntas de la defensa y la Fiscalía.

Aunque la Fiscalía ha tratado de demostrar durante el juicio que Sancho asesinó de manera premeditada a Arrieta el pasado 2 de agosto en la turística isla de Phangan, cercana a Samui, en la que ambos habían quedado ese día.

Al español también se le acusa de la ocultación del cuerpo, por el descuartizamiento de Arrieta, cuyos restos fueron esparcidos por varios lugares de la isla, incluido el mar, y de destrucción de documentación ajena, por el pasaporte del colombiano.

Sancho se declaró no culpable del asesinato premeditado, el delito que conlleva la pena máxima, y de la destrucción de documentación ajena durante el primer día del juicio, cuando solo aceptó el cargo de ocultación del cuerpo.

La defensa ha alegado que Sancho, que ha tenido un papel muy activo en el juicio, actuó en defensa propia tras un intento de violación por parte de Arrieta y que la muerte del cirujano colombiano en la villa del español en Phangan se debió a un accidente durante una pelea.

Sancho se encuentra en prisión provisional desde el pasado 7 de agosto en la cárcel de Samui, desde la que se ha desplazado en un furgón policial para atender al juicio y en la que volverá a ser ingresado este jueves.

Rodolfo Sancho califica de “absoluta mentira” que no haya transmitidos sus condolencias a la familia de Arrieta

El actor español Rodolfo Sancho ha asegurado que "es una absoluta mentira" que no haya transmitido sus condolencias a la familia del cirujano colombiano Edwin Arrieta, por cuyo supuesto asesinato premeditado ha sido juzgado en Tailandia su hijo Daniel Sancho.

"Solo quiero comentar una cosa, que no sé por qué hay gente que está diciendo que soy inhumano, que nunca he dicho que sentía nada por la familia (de Arrieta), que no he presentado mis condolencias", ha comentado Rodolfo Sancho a la salida del Tribunal Provincial de Samui (sur de Tailandia), donde ha concluido el juicio contra su hijo.

"Es una absoluta mentira", subrayó el actor, quien añadió: "Lo primero que hice cuando saltó todo esto fue efectivamente eso, y la gente que lo sabe, lo sabe, y los que no, no se han informado bien".

El intérprete, que apenas ha hecho declaraciones desde que comenzó el juicio el 9 de abril, celebrado a puerta cerrada entre una gran atención mediática, ha manifestado estar "muy satisfecho" con el proceso.

En declaraciones a EFE desde Tailandia el pasado septiembre, un mes después del supuesto crimen en la turística isla de Phangan (cercana a Samui), Rodolfo Sancho transmitió su "más sentido pésame y condolencias a la familia Arrieta, que entiendo que estarán con un enorme dolor".

El actor aseguró asimismo en una entrevista estrenada al inicio del juicio en HBO Max que "hay dos víctimas" en el caso y que confía en que "salga la verdad".



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo TRECE al día

TRECE al día

Con José Luis Pérez y Lucía Crespo

Ver TRECE