Johnson apuesta por celebrar elecciones el 12 de diciembre

Johnson necesita el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes para anticipar unos comicios antes del término de la legislatura

Johnson apuesta por celebrar elecciones el 12 de diciembre

EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:26

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, urgió hoy a la oposición a respaldar unas elecciones generales el próximo 12 de diciembre para tratar de desbloquear el proceso del "brexit".

Johnson necesita el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes para anticipar unos comicios antes del término de la legislatura, en 2022, por lo que le resulta imprescindible el visto bueno del opositor Partido Laborista.

El próximo lunes se someterá a votación la propuesta del Gobierno, que a principios de septiembre ya trató sin éxito en dos ocasiones de convocar unas elecciones.

Según una media de encuestas elaborada por la cadena pública BBC, el Partido Conservador obtendría el 36 % de los votos, el Partido Laborista el 24 %, el Liberal Demócrata el 18 % y el Partido del Brexit el 12 %.

La portavoz laborista en los Comunes, Valerie Vaz, avanzó que la postura que adopte en esta ocasión su formación dependerá en parte de la prórroga del "brexit" que conceda al Reino Unido la Unión Europea (UE).

El partido que lidera Jeremy Corbyn aceptará unos comicios "una vez se haya descartado un 'brexit' sin acuerdo", siempre y cuando el nuevo plazo de salida que proponga Bruselas "lo permita", declaró Vaz.

Forzado por los diputados, el primer ministro solicitó esta semana a la UE una prórroga de tres meses, más allá de la actual fecha prevista para la ruptura con el bloque comunitario, el próximo día 31.

Los 27 socios comunitarios todavía no han comunicado si aceptan esa petición, o bien si proponen un plazo de salida distinto, aunque se prevé que den una respuesta a Londres mañana viernes.

Cuestionado por sus planes en caso de que los diputados vuelvan a vetar unos comicios, Johnson afirmó: "En ese caso haríamos campaña día tras día para que los ciudadanos de este país se liberen de un Parlamento que ha dejado de ser útil".

Por otro lado, los laboristas han recalcado que están dispuestos a continuar tramitando el acuerdo del "brexit", que ya ha recibido el visto bueno preliminar del Parlamento.

El primer ministro se mostró dispuesto a reactivar la tramitación del pacto al que ha llegado con Bruselas si, al mismo tiempo, se aprueba su convocatoria electoral.

"Si de verdad quieren más tiempo para analizar este excelente acuerdo (del 'brexit'), lo pueden tener, pero deben aceptar unas elecciones generales el 12 de diciembre", esgrimió el jefe de Gobierno.

En cualquier caso, el plazo para continuar evaluando el tratado sería escaso, dado que el Parlamento debe quedar disuelto antes del 7 de noviembre para cumplir con los plazos legales en el supuesto de que se celebren las elecciones en la fecha que desea Johnson.

Los diputados respaldaron esta semana por una cómoda mayoría de 30 votos (329 frente a 299) los términos de salida de la UE que han pactado Londres y Bruselas.

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio del Gobierno, votó en contra el texto, pero un grupo de 19 diputados laboristas rebeldes contrarrestaron esa oposición y facilitaron que el tratado superara su primer obstáculo parlamentario.

El Gobierno quería concluir la ratificación del acuerdo en la Cámara Baja esta misma semana, pero los parlamentarios frenaron sus planes. Diversas fuerzas de la oposición amenazan ahora con presentar enmiendas que podrían hacer descarrilar el proceso cuando el Ejecutivo decida reactivarlo.

En particular, los parlamentarios barajan la posibilidad de proponer un segundo referéndum del "brexit" o bien una cláusula para que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera comunitaria.

Si se llegara a celebrar una campaña electoral, Johnson aseguró que defenderá que el Reino Unido abandone el bloque comunitario en base a los términos que ha acordado con Bruselas.

El primer ministro espera que unos comicios sirvan para devolverle la mayoría en el Parlamento, lo que facilitaría la ratificación del tratado de salida sin el riesgo de que quede modificado por las enmiendas de la oposición.

Lo más