El Gobierno de EEUU urge a un juez la decisión sobre el cese temporal de deportaciones

El Gobierno de EE.UU. ha pedido a un juez federal una pronta decisión sobre la suspensión temporal de las deportaciones de familias inmigrantes reunificadas

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, realiza un mitin en Pensilvania

El presidente estadounidense, Donald J. Trump EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02:50

El Gobierno de EE.UU. ha pedido a un juez federal una pronta decisión sobre la suspensión temporal de las deportaciones de familias inmigrantes reunificadas que ordenó el 16 de julio, dado que causa problemas en las agencias federales.

En una audiencia en una corte federal de San Diego (California), el juez Dana Sabraw prometió adoptar una resolución al respecto, aunque no concedió un plazo para ello. Mientras tanto, se mantiene vigente el cese de las deportaciones de familias reunificadas y que habían sido separadas en la frontera de Estados Unidos con México a raíz de la política de "tolerancia cero" contra la inmigración ilegal del Gobierno de Donald Trump. Sabraw, que ve la denuncia de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) contra el Gobierno por la separación familiar, ordenó el pasado mes que se suspendieran las expulsiones de las familias reunificadas.

El abogado del Gobierno estadounidense Scott Stewart urgió al juez por teléfono a tomar pronto una resolución, ya que desde que se congelaron las deportaciones se han acumulado problemas de espacio y para las propias operaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). "Esto realmente está empezando a interferir con las operaciones de la ICE", señaló. "Están lidiando con disturbios en al menos una de sus instalaciones en donde la gente quiere ser removida o liberada", agregó el abogado, quien indicó que el plan del Gobierno es deportar a estos padres tan pronto como sea factible.

El juez Sabraw determinó en julio que el Gobierno debía reunificar a las familias indocumentadas separadas en la frontera y estableció plazos diferentes para los niños menores de cinco años y los mayores de esa edad, los cuales el Gobierno ha cumplido de manera parcial. La ACLU pidió al magistrado que no se deporte a las familias antes de siete días después de haber sido reunidas, para que así se les otorgue un tiempo en el que evaluar y recibir orientación sobre sus opciones futuras.

El juez insistió en que los inmigrantes "ya han tenido tiempo suficiente", pues la última fecha límite para las reunificaciones fue el pasado 26 de julio. La audiencia, en la que Sabraw escuchó los argumentos sobre esta cuestión de parte de los abogados del Departamento de Justicia (DOJ) y de la ACLU, se ha producido después de que un juez de Columbia transfiriera a la corte de San Diego una demanda paralela sobre menores separados de sus padres.

Ambas partes deberán presentar este jueves un informe semanal de avances en torno a la reunificación de familias en las que el padre o la madre no se encuentra en el país, y además regresar a la corte al día siguiente.

Lo más