Boletín

EE.UU. recuerda que no reconoce la toma de posesión del "dictador" Maduro

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca ha dicho que EE.UU. solo reconoce a la Asamblea Nacional de Venezuela

EE.UU. recuerda que no reconoce toma de posesión del dictador Maduro

  EFE

Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 03:38

Estados Unidos ha reafirmado que no reconoce la controvertida toma de posesión de Nicolás Maduro para un segundo periodo como presidente de Venezuela, celebrada este jueves, y ha tildado de "dictador" al gobernante.

"Estados Unidos no reconoce la toma de posesión ilegítima del dictador Nicolás Maduro. Su 'elección' en mayo de 2018 fue vista internacionalmente como ni libre, ni justa ni creíble", ha expresado el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, en un comunicado.

Maduro tomó este jueves posesión para un segundo período como presidente de Venezuela en medio de críticas internacionales, lideradas por Estados Unidos y varios países latinoamericanos, sobre la legitimidad de su nuevo mandato.

A su juramento del cargo únicamente acudieron cuatro presidentes de los 19 países latinoamericanos: el de Bolivia, Evo Morales; el de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y el de Nicaragua, Daniel Ortega.

En su nota, Bolton ha argumentado que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, apoya a la Asamblea Nacional de Venezuela, que ha considerado la única institución "debidamente elegida por el pueblo venezolano".

En concreto, la Casa Blanca ha destacado la "valiente decisión" del jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que ha adelantado que intentará, de nuevo, desalojar del poder a Maduro declarando que el gobernante usurpa la Presidencia.

 

Con todo, y pese a los numerosos llamamientos, Guaidó no ha dicho de forma abierta que asume las competencias de la Presidencia y ha advertido que el mero decreto del Parlamento no será suficiente para arrebatar el poder a Maduro.

Por otro lado, Bolton ha advertido que el Ejecutivo de Trump continuará usando "todo el peso del poder económico y diplomático de Estados Unidos para presionar por el restablecimiento de una democracia venezolana que revierta la actual crisis constitucional".

El Gobierno de Trump ha elevado la presión sobre Caracas con sucesivas sanciones económicas a altos cargos del Ejecutivo de Maduro, incluida la primera dama, Cilia Flores, y a varios ministros, a los que se acusa de represión y abusos a los derechos humanos.

Venezuela vive una profunda y prolongada crisis económica, con una hiperinflación superior al 1.000.000 % anual y escasez de alimentos y medicinas, que ha forzado la salida de 2,5 millones de personas del país hacia EE.UU. y otras naciones.

Lo más