EE.UU. amenaza con una respuesta "apropiada" a cualquier ataque contra Idleb

El Departamento de Estado de EE.UU. ha amenazado con una respuesta "rápida y apropiada" a cualquier ataque de las fuerzas gubernamentales sirias contra la provincia de Idleb

Trump da carpetazo al caso Khashoggi y blinda su alianza con Arabia Saudí

EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 01:14

El Departamento de Estado de EE.UU. ha amenazado con una respuesta "rápida y apropiada" a cualquier ataque de las fuerzas gubernamentales sirias contra la provincia de Idleb (noroeste del país), considerado el último bastión de los rebeldes sirios. En declaraciones, un funcionario del Departamento de Estado avisó de que "Estados Unidos y sus aliados responderán a cualquier ofensiva en Idleb o en cualquier otra parte de Siria de manera rápida y apropiada".

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, explicó hoy que no descarta la posibilidad de que Washington lance nuevos ataques contra Siria, y aseguró que EE.UU. y sus aliados tienen concentrados en la zona cerca de 70 aviones, dos buques y más de 400 misiles de crucero. El funcionario del Departamento de Estado rechazó ofrecer detalles sobre las posiciones militares estadounidenses, y afirmó que Washington mantiene conversaciones de "alto nivel" con el Gobierno y el Ejército ruso "para dejarles claro que debe evitarse cualquier escalada" en Siria.

"Estamos gravemente preocupados por la posibilidad de que una ofensiva militar tense la situación general en Siria, poniendo en riesgo a los observadores turcos y los grupos de ayuda humanitaria, y amenazando a los civiles sirios y la infraestructura civil", subrayó. A principios de esta semana, la posibilidad de un ataque contra Idleb centró una conversación del embajador ruso en EE.UU., Anatoly Antonov, con el enviado especial estadounidense para Siria, Jim Jeffrey, y el subsecretario del Departamento de Estado para Oriente Medio, David Satterfield.

Rusia ha instado abiertamente a atacar Idleb, que considera un "forúnculo" yihadista que debe ser extirpado y cuya conquista por parte de las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Asad, prácticamente pondría fin a más de siete años de guerra. En las últimas semanas los bombardeos contra Idleb se han multiplicado y varios medios de comunicación han informado de que Rusia está concentrando en el Mediterráneo su mayor presencia naval desde que inició su intervención en Siria, en 2015.

Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, Trump ha ordenado en dos ocasiones ataques a gran escala contra posiciones gubernamentales sirias, como represalia por los bombardeos con sustancias químicas que Washington ha atribuido a Damasco. El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, afirmó hoy que su organismo teme el uso de armas químicas en Idleb. El funcionario del Departamento de Estado se "hizo eco" de esas preocupaciones, pero rechazó aclarar si Washington tiene pruebas que muestren que se vaya a usar ese armamento.

Etiquetas

Lo más