Cataluña en manos de la CUP

Debaten si facilitan la investidura de Quim Torra quien ha elevado el tono en la defensa de una "república catalana" para tratar de seducirles

La CUP decidirá el sentido de su voto en la segunda votación del pleno de investidura

La CUP decidirá el sentido de su voto en la segunda votación del pleno de investidura EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15 jun 2018

El consejo político de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) se reúne hoy en Cervera (Lérida) para decidir si facilita la investidura del candidato de Junts Per Catalunya (JxCat), Quim Torra, con una abstención o endurece su postura y vota en contra en la segunda y definitiva votación, fijada para este lunes en el Parlament. La CUP decidirá el sentido de su voto en la segunda votación del pleno de investidura después de que el candidato de JxCat elevara ayer el tono en la defensa de una "república catalana" para intentar seducir al partido antisistema.

A pesar de ello, Torra no logró el apoyo de la CUP, como ya se preveía, lo que le impidió sumar la mayoría absoluta necesaria en primera votación, por lo que tendrá que esperar al segundo intento del lunes. En la primera votación de su investidura, Torra obtuvo 66 votos a favor de JxCat y ERC, 65 en contra de Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC y cuatro abstenciones de la CUP. En la segunda votación, el lunes, le bastaría, esta vez sí, la abstención de la CUP para ser investido por mayoría simple.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que "estará muy vigilante" de los actos del candidato a la Presidencia de la Generalitat, Quim Torra, y de su "posible Gobierno" y que "cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida". Por medio de un comunicado, el Gobierno ha reaccionado así al discurso de investidura del candidato de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat en el que éste ha prometido construir la "república" y una propuesta de "constitución", entre otras cosas, asumiendo la responsabilidad que se deriven de sus actos.

Este sábado  Torra, elevaba el tono en la defensa de una "república catalana" para intentar seducir a la CUP.

Había expectación por saber el listón reivindicativo que marcaría Torra en su discurso de investidura en la primera sesión y, a juzgar por los compromisos que ha enumerado a lo largo de su discurso de cerca de 50 minutos, Torra ha buscado constantemente la complicidad de la CUP, al prometer que será "leal al mandato del 1-O" para "construir un Estado independiente en forma de república".

Torra ha anunciado asimismo que impulsará una "propuesta de 'Constitución' de la república de Cataluña", posterior a un proceso constituyente, y ha asegurado que persistirá en intentar investir a Puigdemont, a quien sigue considerando como el president "legítimo".

Uno de sus ejes del Govern será precisamente la "recuperación" de las instituciones, para lo que creará un "comisionado" adscrito al Departamento de la Presidencia que elaborará un "plan de choque" para revertir los efectos "negativos" del artículo 155.

Con el expresidente de la Generalitat Artur Mas y los expresidentes del Parlament Ernest Benach y Núria de Gispert, Torra ha prometido retirar la demanda contra Mas por el 9N, a la que se ha sumado la Generalitat durante la aplicación del artículo del 155.

El Gobierno ya advertía simultáneamente a su discurso que "estará muy vigilante" de los actos de Torra y "cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida".

Lo más