Las fugas de prisión más recordadas de los últimos tiempos

Como si de una producción de Hollywood se tratase. Redoine Faïd, un conocido delincuente reincidente, protagonizó una espectacular fuga en helicoptero

Las fugas de prisión más recordadas de los últimos tiempos

 

Javier

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 13:34

El pasado fin de semana uno de los delincuentes más buscados de toda Europa, Redoine Faïd, consiguió escapar de la cárcel de Réaua, localidad situada al suroeste de París. Tres individuos fuertemente armados lo sacaron del centro penitenciario y lo llevaron hasta el helicóptero posado en sus cercanías, en una operación en la que no hubo heridos ni rehenes. El aparato fue hallado incendiado entre los aeropuertos parisinos de Le Bourget y de Charles de Gaulle, y sus ocupantes, según la fuente, continuaron la fuga en coche.

Una escena que podía ser perfectamente de un guión de ciencia ficción. A continuación, recordamos las fugas más famosas de los últimos tiempos. 

 'El Chapo', el jefe del cártel de Sinaloa

El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa. REUTERS

El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa. REUTERS

El jefe del cartel de Sinaloa se fugó de la cárcel del Estado de México (centro del país) en la que estaba recluido gracias a un plan elaborado al detalle. Entró en una ducha en una prisión de máxima seguridad, donde se encontraba un agujero por el que desapareció, accediendo a un túnel de un kilómetro y medio de largo, aparentemente construido exclusivamente para él. El túnel a través del cual el líder del cártel de Sinaloa huyó no era sólo un agujero en el suelo. Tenía iluminación, ventilación e incluso una motocicleta adaptada sobre rieles como mecanismo de extracción que, al parecer, fue usada para sacar la tierra. Aquí puedes ver la reconstrucción de su huida.

Fuga de Alcatraz

FUGA ALCATRAZ

Frank Morris y los hermanos Anglin (John y Clarence) se escaparon en 1962. Estaban encarcelados por un atraco a un banco y pasaron varios meses cavando un túnel desde sus celdas con unas cucharas. Historiadores y parte de las autoridades supusieron que los hombres habían muerto en las frías aguas de la Bahía, aunque habían fabricado una balsa con más de 50 gabardinas de la prisión de la época de la II Guerra Mundial. Pero no se encontró ningún cuerpo. Además, la madre de los dos hermanos recibió cada año hasta su muerte un ramo de flores - sin tarjeta - por su cumpleaños.

De haber sobrevivido, John Anglin tendría hoy 84 años, Clarence 83; y Frank Morris 87. La investigación sigue abierta, ya que si no son detenidos, se entregan o se prueba que están muertos, la investigación sigue activa hasta que cumplan los 99 años, cuando expiran las órdenes de búsqueda y captura.

Diete Dengler en la jungla

DIETE

Durante la guerra de Vietnam, el avión de Diete Dengler fue derribado en medio de la jungla. El piloto germano-estadounidense sobrevivió, pero fue capturado por el enemigo. En junio de 1966, él y otros seis presos lograron escapar de un campo de prisioneros en la selva de Vietnam. Resistió a duras penas; desnutrido, semidesnudo y enfermo durante 23 días hasta que fue rescatado. El compañero con el que escapó no corrió la misma suerte y fue acuchillado hasta la muerte en una aldea al acercarse a pedir comida.

John Dillinger y una fuga limpia

fugado1

Dillinger fue arrestado por el robo de varios bancos. Para escapar de la cárcel de Crown Point, en Indiana, fabricó una pistola falsa con un trozo de jabón y amenazó a los guardias de la prisión. Además, robó el coche nuevo del sheriff, un Ford V8. Con él cometió el error de cruzar la frontera y, al hacerlo con un coche robado, implicó al FBI en su búsqueda. En el verano de 1934 le localizaron y esperaron a la salida de un cine donde le tirotearon hasta que cayó muerto.

Pascal Payet y los helicópteros

pascal
  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Pascal Payet fue condenado a 30 años en una cárcel francesa por asesinato. Parece que las fugas por el aire se pusieron de moda en Francia. Payet utilizó el helicóptero tres veces, en el año 2001, en el 2003 y en el 2007. En su primera huida estuvo acompañado de otro recluso y se fugaron en helicóptero de una cárcel de Luynes. Dos años más tarde, cuando aún era fugitivo, ayudó a otros reclusos a escapar de la misma cárcel. Fue de nuevo capturado y enviado a una prisión de alta seguridad en el sur de Francia de donde salió en el 2007 en otro helicóptero que aterrizó en el techo de la penitenciaría.

Etiquetas

Lo más