Boletín

El plan “B” de Casado para Cataluña

El presidente del Partido Popular prepara una estrategia política para llevar a cabo en Cataluña después de las elecciones 

Vídeo

 

María Dabán
@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:54

Pablo Casado tiene planes para Cataluña si llega a la Moncloa. No piensa quedarse de brazos cruzados. Su plan “A” pasa, para empezar, por instar en solitario, si hace falta, a la Cámara Alta a que envíe a Quim Torra el requerimiento para advertirle de que, o cumple la ley, o se aplicará el 155. El problema es que, para activar ese artículo, hace falta una mayoría en el Senado que quizá no tenga, pero esto servirá, para empezar, “para que los partidos respondan ante sus votantes”, apunta.

Si su iniciativa se topa con la negativa de los senadores, el líder popular activaría entonces el plan “B”, que pasaría por reformar todas las leyes que fueran necesarias para que se cumpla la legalidad en Cataluña, o por aplicar de otra manera las leyes que ya existen. Se reforzaría la inspección del estado en materia educativa, se cerraría a través de una nueva norma TV3, y se haría que los mossos que recibieran órdenes ilegales, pasaran a depender jerárquicamente del Ministerio del Interior.

Para Pablo Casado “hay que romper la placa de hielo para que te sigan otros”, como ya pasó con la ley de partidos, el 155 o la reforma laboral, y hay que dejar claro que “el estado existe, aunque a algunos se les haya olvidado”. Lo único que, a su juicio, no es una opción, es no hacer nada, y eso no entra en los planes del líder popular.

Lo más