COPE

El ala podemita del Gobierno cerró 2020 con serios apuros para lucir agenda

Iglesias seguirá supliendo con propaganda su papel de “atrezzo” en el Ejecutivo

El ala podemita del Gobierno cerró 2020 con serios apuros para lucir agenda
Ricardo Rodríguez
@rrodriguezmaeso

Jefe de Política

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:53

“No hay una sola cita del Consejo de Ministros en la que Pablo Iglesias no tome la palabra para preguntar por la venta mediática de tal o cual medida”. Titulares del PSOE acumulan puyas de esa índole para definir la dedicación a tiempo completo del vicepresidente de Unidas Podemos a la propaganda. Hay amplia coincidencia en la pata mayoritaria del Gobierno en reprochar sus desmedidas ansias de visibilidad, algo que choca claramente con su falta de competencias de gestión.

Iglesias evidencia auténticos apuros para llenar de actividad propia su agenda ministerial oficial como vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030. Tampoco le van a la zaga en su papel de “atrezzo” del Gobierno el resto de los miembros morados, tal vez con la única excepción de la responsable de Trabajo, Yolanda Díaz. Basta con comprobar la agenda pública del Gobierno de España donde se anotan diariamente las citas en las que participan los ministros.

Para muestra, y sin siquiera tener en cuenta que la actividad fuese más o menos productiva o que tuviera mayor o menor contenido, el quehacer durante diciembre de Pablo Iglesias, además de asistir a un puñado de plenos en el Congreso y en el Senado, se resumió en participar en la presentación virtual del libro 'La distancia del presente', de Daniel Bernabé; intervenir por vía telemática en la Jornada ‘Retos de los gobiernos locales ante la reconstrucción: estrategias alineadas con la Agenda 2030’, impulsada por su Ministerio y por la Federación Española de Municipios y Provincias, y presidir una reunión de la Conferencia Sectorial de la Agenda 2030. A sumar, dos entrevistas concedidas a TVE. Y la última de ellas resultó sepultada ante la designación de Salvador Illa como candidato del PSC en Cataluña.

Tal realidad la suple Iglesias con hiperactividad tuitera y, sobre todo, con sus choques en el seno de la coalición que amenazan con enquistarse y amartillarse como un eje más de este 2021. Otro ente vacío es la cartera de Igualdad que encabeza Irene Montero. Su tarea durante el pasado mes pasó por recibir en el Ministerio a colectivos tales como la Plataforma de Impacto de Género Ya!, la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución ola asociación Alianza Igualdad de Trato. Inauguró mediante un vídeo grabado el IV Foro Social de Mujeres y Niñas con Discapacidad o asistió a la entrega de los Premios Triángulo que otorga el colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid.

La labor mensual de Montero quedó completada con su participación por videoconferencia en la reunión del Consejo de Empleo y Política Social de la UE sobre igualdad de género. Cerró su actividad presidiendo la Conferencia Sectorial de Igualdad. Hasta ahí su agenda oficial. Y ¿qué hizo Alberto Garzón? Además de sumar tres entrevistas en medios de comunicación, el ministro de Consumo recibió a la familia de Manuel José García Caparrós, asesinado el 4 de diciembre de 1977 durante una manifestación en Málaga por la autonomía de Andalucía. El cuadrante de Garzón incluyó su participación por videoconferencia en una reunión informal de ministros de Consumo de la UE, además de una jornada de visita oficial en Barcelona con rueda de prensa incluida junto a la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau.

Quien se mantuvo en el imaginario colectivo como ministro ausente fue Manuel Castells. Además de incluir en agenda su ya habitual reunión semanal del Comité de Dirección del Ministerio, logró rellenar dos jornadas con la inauguración y posterior intervención al día siguiente en la II Jornada de Buenas Prácticas en el Programa DOCENTIA, organizada por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación. En la cuenta atrás del año, el titular de Universidades intervino en el acto de entrega de becas del Banco de Santander, participó por videoconferencia en la Tercera Cumbre Europea de Educación o reunió por vía telemática a representantes de REACU (Red Española de Agencias de Calidad Universitaria).

Quedó finalmente la cartera de Trabajo, principal dulce en manos de UP, pues, aunque sin competencias en Seguridad Social o pensiones, en la misma se ubican las relaciones con los sindicatos. A diferencia del resto de sus superfluos compañeros, Yolanda Díaz dejó el pasado diciembre toda una sucesión de actos, viajes, incluido uno a Bruselas, hasta tres entrevistas en medios de comunicación. Volvió a ser la estrella morada que además encadenó dos citas con los agentes sociales como finalmente una infructuosa fórmula de presión a Pedro Sánchez para tratar de lograr una subida del Salario Mínimo Interprofesional. Encuentros de calado que, por cierto, en ningún caso estuvieron previstos en la agenda del Gobierno difundida desde La Moncloa.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar