Boletín

Unidas Podemos envía un documento al PSOE con propuestas para retomar las negociaciones

El documento, señalan desde la formación morada, contempla cuatro opciones distintas.  El equipo negociador seguirá encabezado por Pablo Echenique

Unidas Podemos envía un documento al PSOE con propuestas para retomar las negociaciones

Kiko Huesca

María Dabán
@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:28

Después del silencio de los últimos días, Unidas Podemos ha movido ficha y pretende emular a Fray Luis de León con su famoso “decíamos ayer”, y volver al punto de las negociaciones en las que se quedaron en julio con los socialistas “cuando la escasez de tiempo- dicen literalmente- impidió que lográramos un acuerdo que teníamos cerca”.

Los morados han enviado al PSOE un documento de propuestas programáticas y de competencias que quiere servir como “un inicio constructivo”. Un documento con cuatro opciones distintas, pero que pasan por recuperar la idea de un Gobierno de coalición. Eso sí, para evitar suspicacias por parte de los socialistas, garantizan que ese Ejecutivo será “cohesionado”, y trabajará “con lealtad” y dialogando “permanentemente”. De este modo, la formación de Iglesias quiere alejar esos miedos y esa desconfianza que ha expresado siempre el Gobierno de que un futuro gabinete de coalición con Podemos acabara teniendo “dos almas”.

En el documento enviado a Ferraz, los morados aseguran que “no es el momento de reproches” y sí de aprovechar la oportunidad que les brindaron los ciudadanos. Eso sí, por si había alguna duda, el equipo negociador seguirá encabezado por Pablo Echenique, e incluirá también a Ione Belarra, Jaume Asens, Yolanda Díaz, Enrique Santiago y Juantxo López de Uralde.

El texto recoge además una serie de propuestas para seguir hablando, basadas en documentos firmados anteriormente con el PSOE. Propuestas como la de subir a los 1200 euros el Salario Mínimo Interprofesional, propiciar la subida de los salarios por encima del IPC, hacer compatible la lactancia de las madres con el derecho al trabajo,permitir la jubilación para quienes lleven 35 años cotizados, eliminar las bonificaciones en los planes privados de pensiones, suprimir los conciertos y subvenciones a los colegios que diferencias por sexos, potenciar la educación “afectivo-sexual”, excluir la religión del horario escolar obligatorio, derogación de la reforma laboral, cerrar la puerta a la privatización de la Sanidad, derogar los copagos, implantar planes de igualdad en las empresas, garantizar la eutanasia, recoger en el Código Penal el “solo el sí es sí” en las relaciones sexuales, derogar la ley mordaza, bajar los precios del alquiler y de la luz, revisar las obras del AVE que todavía no han sido adjudicadas, establecer un mínimo de dos horas para contratar una VTC, subir los impuestos “a los que más tienen”, juzgar “los crímenes del fascismo”, establecer una Mesa de Diálogo en Cataluña (aunque nada dicen de la convocatoria de un referéndum), plantear una “Estrategia de Sinhogarismo”, acoger a las personas rescatadas por las ONGs en el mediterráneo Central, cerrar centrales nucleares y de carbón o crear una unidad policial especializada en “corrupción institucional”.

La pelota de las negociaciones vuelve a estar, pues, en el tejado de Pedro Sánchez, que en breve tiene previsto llamar a Pablo Iglesias para pedirle de nuevo el apoyo a su investidura. Pero el Gobierno ha advertido en estas últimas semanas que ya ha pasado el tren del Gobierno de coalición, y todas sus ofertas se limitan ya a pactos de legislatura o programáticos, es decir, a que Podemos apoye desde fuera a un Gabinete en solitario del PSOE. La teoría, pues, es sencilla: o uno de los dos cede, o volveremos a las urnas el 10 de noviembre.  De momento, el Gobierno ha avanzado que considera necesario "sopesar" el contenido de la nueva propuesta de Unidas Podemos para un Ejecutivo de coalición, y ha dicho que la respuesta a la misma se ofrecerá tras una "reflexión".

Las propuestas de Unidas Podemos pueden consultarse aquí. 

Lo más