COPE

Torra sopesa fórmulas para mostrar su desacuerdo con el Rey en Tarragona

El presidente de la Generalitat de Cataluña baraja diferentes opciones que tiene encima de la mesa, desde plantar al Rey y no acudir a la inauguración de los Juegos Mediterráneos, hasta asistir a la ceremonia y explicitar allí su malestar con un gesto

Torra se plantea evitarle el saludo a Felipe VI

Torra se plantea evitarle el saludo a Felipe VI EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 05:27

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, está sopesando fórmulas para mostrar este viernes su desacuerdo con el Rey por el papel que ha jugado desde el 1-O, aprovechando la visita de Felipe VI a Tarragona para la inauguración de los Juegos Mediterráneos. En la víspera de la ceremonia de inauguración que tendrá lugar en el Nou Estadi de Tarragona, Torra ha viajado a Berlín para reunirse con su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, y tras el encuentro no ha querido desvelar cuáles son sus planes: "Comunicaré la decisión que acabaremos tomando", ha zanjado. Torra envió una carta al Rey, firmada conjuntamente con Artur Mas y Carles Puigdemont, en la que destacaba que la inauguración de los Juegos Mediterráneos es una "oportunidad" para "reparar y recoser aquello que la violencia, la represión y la persecución contra el referéndum del 1 de octubre provocaron".

La carta contenía una posdata, firmada solamente por Torra, en la que pedía al Rey una reunión este viernes para exponerle la situación que se vive en Cataluña, pero el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, en nombre de Felipe VI, trasladó la misiva al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no prevé que se produzca este encuentro solicitado por el president. A lo largo de las últimas horas, Torra ha estado sopesando las diferentes opciones que tiene encima de la mesa, desde plantar al Rey y no acudir a la inauguración de los Juegos Mediterráneos, como le reclaman la CUP y otros sectores del independentismo, hasta asistir a la ceremonia y explicitar allí su malestar con un gesto. En circunstancias normales, sin la incertidumbre derivada de la actual tensión institucional, el presidente del Gobierno y el presidente de la Generalitat podrían saludar al Rey a su llegada en coche oficial al Nou Estadi de Tarragona, antes de proceder al saludo protocolario con el resto de autoridades.

En esos instantes previos a la ceremonia, que está previsto que comience a las 21.00 horas, y antes de acceder al palco, podría haber una conversación informal en la que Torra trasladase la posición crítica con el Rey que ha expuesto en los últimos días. Sin embargo, teniendo en cuenta que no habrá oficialmente un encuentro entre Torra y el Rey, el presidente catalán, en caso de acudir a Tarragona, podría optar por un gesto aún más explícito, como evitar saludar a Felipe VI a su llegada al estadio o mostrar su distanciamiento en el palco. Desde Alemania, Torra no ha querido dar pistas sobre cómo piensa afrontar la visita de este viernes del Rey a Cataluña, aunque sí se ha reafirmado en sus palabras de ayer precisamente desde Tarragona, donde le exigió una "rectificación" de su "ofensivo" discurso del pasado 3 de octubre y afirmó: "Esperemos que si Felipe de Borbón tiene voluntad de inaugurar unos Juegos también tenga la responsabilidad de escuchar a los catalanes".

Torra ha insistido en destacar el "profundo disgusto" de la sociedad catalana al ver que "no ha habido ningún tipo de disculpa" por parte del Rey por su discurso televisado dos días después del 1-O, en el que advirtió de que, ante la situación "de extrema gravedad" en Cataluña, los "legítimos poderes del Estado" debían asegurar "el orden constitucional". Por su parte, desde Valls (Tarragona), el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha garantizado el apoyo del grupo parlamentario a la decisión que tome Torra, sea la que sea, pero ha considerado que, tras su oferta sin éxito de reunirse con el Rey, no hay que "ir a lloriquear una respuesta ni un gesto que se pueda interpretar de cualquier manera en un acto público y de la dimensión que tiene la apertura de los Juegos Mediterráneos".

Paralelamente a lo que ocurra en la ceremonia de inauguración, los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) en Tarragona ya se están movilizando para protestar por la visita del Rey y han convocado actos de protesta horas antes del inicio del acto oficial. A través de las redes sociales, los CDR han hecho un llamamiento a llevar ropa de recambio y herramientas para hacer ruido, mientras que la ANC ha convocado una concentración de protesta, aunque en su caso no quiere llevar a cabo ningún boicot a los Juegos ni convocará ninguna acción que dificulte el éxito deportivo de esta cita. Por su parte, los Mossos d'Esquadra han diseñado un dispositivo que adecuarán a las necesidades que surjan para garantizar la seguridad pública, según fuentes policiales. 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo