Boletín

Torra apela a la libertad de expresión y alega que la Junta Electoral fue imprecisa

El presidente de la Generalitat defiende ante el TSJC mantener los lazos por libertad de expresión y defensa de derechos políticos

Quim Torra, declara ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:23

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha defendido ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que mantuvo los lazos amarillos y 'esteladas' en las fachadas de los edificios públicos en periodo electoral por libertad de expresión y ha hecho alusión a los derechos humanos --entre ellos los políticos--.

Según han explicado fuentes de la defensa de Torra, el presidente, que ha declarado como investigado por un presunto delito de desobediencia a las resoluciones de la Junta Electoral Central (JEC), ha actuado "coherentemente" al defender la libertad de expresión.

Fuentes judiciales consultadas han indicado que la declaración de Torra ha sido en un tono muy cordial y que en ningún momento ha acusado al Estado de vulneración de derechos y libertades, tal y como dijo que haría en un acto este martes.

Torra ha respondido a la Fiscalía --en concreto a cinco preguntas-- pero ha rechazado las preguntas de Vox, acusación popular en esta causa, "por decencia democrática", en una comparecencia que ha durado unos 40 minutos.

Las fuentes consultadas han explicado que el magistrado instructor, Carlos Ramos, ha recordado a las partes que el contenido de la declaración era reservado, especialmente porque ha sido en plena campaña electoral.

Unas 200 personas se han concentrado este miércoles ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para arropar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su llegada para declarar por presunta desobediencia.

La querella que investiga el TSJC acusa a Torra de desatender "reiteradamente" las órdenes de la Junta cuando mantuvo simbología "partidista" en edificios públicos, lo que en su opinión reviste "especial gravedad en cuanto incide directamente en el derecho de participación política de la totalidad de la ciudadanía".

La Fiscalía añade en su querella que el presidente catalán desoyó "consciente y deliberadamente" el requerimiento "claro y expreso" emitido por la Junta Electoral y mantuvo los elementos que esta le pedía retirar, "aunque fuera de manera encubierta y simbólica".

Tras recibir el ultimátum de la Junta, el pasado 18 de marzo, Torra anunció que seguiría las recomendaciones del Síndic de Greuges sobre el asunto y, tres días después, sustituyó la pancarta a favor de los políticos presos del Palau de la Generalitat por otra con el mismo mensaje, pero con un lazo blanco con una franja roja, en vez de amarilla.

Ello motivó una nueva resolución de la Junta Electoral, que acordó llevar el caso a la Fiscalía, ordenar a los Mossos d'Esquadra retirar los símbolos de apoyo a los políticos presos y abrir un expediente sancionador al presidente catalán. EFE

Lo más