Tabarnia: el independentismo ante su espejo

Una sátira que ha basado su éxito en ridiculizar los argumentos independentistas utilizando sus mismos mensajes en sentido contrario

Tabarnia: el independentismo ante su espejo

 Albert Boadella, presidente en el exilio de Tabarnia

  • item no encontrado

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 27 ago 2018

21 de diciembre de 2017. Ciudadanos gana las elecciones catalanas convocadas por el Gobierno central después de instaurar el artículo 155 de la Constitución Española, pero los independentistas (Junts per Catalunya, ERC y la Candidatura d'Unitat Popular) vuelven a ser mayoría en el Parlament. De repente, a las pocas horas, surge un término que rápidamente se hace viral: Tabarnia. ¿Qué es? Una propuesta territorial que uniría parte de las provincias de Barcelona y Tarragona para conformar una comunidad autónoma independiente de Cataluña y unida a España. ¿Por qué nace Tabarnia? En estas comarcas, el voto no nacionalista es mayoritario. 

Pero hay más. Tras Tabarnia está la organización 'Barcelona is not Catalonia'. En su página web defienden que "persiguen una gestión política y fiscal propia para Barcelona al margen de la Generalitat de Cataluña para gestionar los recursos" que esta provincia genera de manera "más justa y eficiente". Es decir, utilizan argumentos similares a los que los soberanistas usan con respecto a España. También históricos, ya que los territorios 'tabarneses' pertenecen al antiguo Condado de Barcelona. Y esa es la primera clave del éxito de Tabarnia: es una sátira que, partiendo de argumentos racionales, pone ante su propio espejo a los independentistas.

Ante todo, una sátira

Aunque con argumentos, Tabarnia es, por encima de cualquier cosa, una ironía para hacer frente a los mensajes populistas del nacionalismo catalán, utilizando frases como las siguientes:  "Cataluña roba a Tabarnia"; "La gente de Tabarnia tiene derecho a decidir sobre su futuro"; "Tabarnia seguirá en la UE en caso de independencia".

ctv-1z5-catalua-nos-roba

Su objetivo no es otro que ese: descubrir las vergüenzas del separatismo aduciendo algunos de los mismos argumentos, pero justo en sentido contrario.

Rostros reconocibles apoyan la idea

El impulso se da tras las elecciones autonómicas de diciembre con una recogida de firmas en change.org, donde en este momento suman más de 280.000 respaldos. La idea es pronto apoyada por personalidades reconocibles como el colaborador de COPE, Tomás Guasch, nombrado ministro de Deportes de Tabarnia, o por el dramaturgo Albert Boadella, presidente en el exilio. De esta forma, la idea consigue ser tendencia mundial en Twitter el 26 de diciembre.

Y es que las redes sociales han jugado un papel importante. Además de la recogida de firmas en change.org, se suman más de 10.000 seguidores en su página oficial de Facebook y más de 53.000 en la de Twitter, gestionada por 'Barcelona is not Catalonia'. No solo eso, sino que también los independentistas le dan relevancia. El último: el mismísimo expresident Carles Puigdemont:

Miles de personas se manifiestan en Barcelona por Tabarnia

El último logro 'tabarnés' tuvo lugar este domingo, cuando 15.000 personas -según la Guardia Urbana, 200.000 según los organizadores- se manifestaron en Barcelona en defensa de Tabarnia. Es la primera muestra pública de apoyo a esta sátira que incluyó una ofrenda floral a la estatua de Rafael Casanova, icono del soberanismo pero reivindicado por los manifestantes como parte de la historia de España.

Así lo explicaba el portavoz de la Plataforma por Tabarnia, Jaume Vives:"Rafael (Casanova) nos pertenece". Y defendió que el hecho que el soberanismo se referencie en su figura es "la gran demostración de cómo -los independentistas- han falseado la historia".

Lo más