Sánchez quiere instituir una Comisión de la Verdad y que el Valle de los Caídos sea un cementerio civil

Con la voluntad de "acordar una versión de país" de lo que ocurrió durante la Guerra Civil y la dictadura

Sánchez mantiene un encuentro con la colectividad española que reside en Chile

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:31

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ratificado su intención de crear una Comisión de la Verdad sobre la Guerra Civil y el franquismo y ha propuesto que el Valle de los Caídos sea sólo un cementerio civil porque no puede ser un lugar de reconciliación. Sánchez ha planteado estas propuestas en la conferencia de prensa que ha ofrecido en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra junto al presidente de Bolivia, Evo Morales, tras la reunión que ambos han mantenido.

Para el jefe del Ejecutivo, pese a la próxima exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, no puede llevarse a cabo una "resignificación" de ese lugar y, por tanto, a la espera de lo que decidan los grupos en el Parlamento, cree que debe ser un lugar "de reposo" y de ahí que proponga que sea un cementerio civil.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mostrado su voluntad de constituir una Comisión de la Verdad "para acordar una versión de país" de lo que ocurrió durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). "Tenemos que constituir una Comisión de la Verdad para acordar una versión de país de lo que ocurrió durante la Guerra Civil y durante la dictadura franquista", dijo Sánchez en una entrevista con la televisión chilena 24 Horas.

"Y tenemos que dar descanso y paz a muchas familias que aún están buscando a sus desaparecidos en muchas cunetas de nuestro país", agregó el gobernante español, que finalizó una visita oficial de dos días a Chile. Sánchez expresó que la constitución de una Comisión de la Verdad es algo que España tiene que aprender de Chile, que creó su Comisión Nacional Verdad Y Reconciliación, que en 1991 documentó las muertes y desapariciones durante la dictadura de Augusto Pinochet, llegando a establecer la existencia de 2.279 víctimas desde el golpe de Estado de 1973 hasta el fin del régimen militar, en 1990.

Las carencias de esta comisión fueron cubiertas por la Comisión de Prisión Política y Tortura (Valech), que en 2004 registró además a las víctimas torturadas y encarceladas. Durante su entrevista en la televisión chilena, Sánchez defendió el real decreto que aprobó su Gobierno para la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco (1892-1975) del Valle de los Caídos como un gesto importante de cara a las nuevas generaciones de españoles.

"Con este gesto estamos trasladando al presente, pero sobre todo a las generaciones futuras de españoles, que una democracia que se precie de llamarse como tal tiene que eliminar y erradicar cualquier vestigio que representa todo lo contrario, como es y como fue la dictadura franquista", expresó Sánchez. El presidente del Gobierno visitó en la capital chilena el Museo de la Memoria, que recoge las violaciones de derechos humanos durante la dictadura de Pinochet, y dijo que lo que más le emocionó fue ver a las nuevas generaciones de chilenos acudir al lugar para saber lo que no tiene que suceder en el futuro.

"La importancia de la memoria es básica, es esencial. Hay que reivindicar la democracia, hay que dignificar la democracia. Una democracia no puede rendir tributo a un dictador", manifestó Sánchez en la entrevista. Sánchez se encuentra ya en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, donde se reunirá con el presidente de Bolivia, Evo Morales, en el marco de su gira por cuatro países latinoamericanos y que le llevará también a Colombia y Costa Rica.

Etiquetas

Lo más