¿A qué sanción se enfrenta Piqué por conducir sin carné?

El jugador del Barça podría ser condenado a prisión, multa económica o trabajos para la comunidad

¿A qué sanción se enfrenta Piqué por conducir sin carné?

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:53

La Guardia Urbana de Barcelona denunció este viernes al defensa del FC Barcelona Gerard Piqué, cuando circulaba por el distrito del Eixample de la capital catalana, por conducir su vehículo sin puntos en el carné. Los agentes de la Urbana detuvieron el vehículo que conducía el futbolista hacia las 15 horas y, tras pedirle la documentación, comprobaron que circulaba sin ningún punto en el carné porque la Dirección General de Tráfico (DGT) se los retiró por infracciones previas al volante.

Ante esta situación, los agentes denunciaron al futbolista por conducir sin puntos, que según sentencias recientes del Tribunal Supremo ya no se considera una falta administrativa, sino un delito contra la seguridad vial. Pero, ¿cuál puede ser su sanción?

Piqué se enfrenta a un delito penal por infracción vial considerada como muy grave (artículo 65.5 K del mismo texto legal), por lo que el importe de la multa podría ascender 500 euros. Pero además, conlleva una procedimiento sancionador por la Vía Penal, siendo un delito castigado y penado en el artículo 384 del Código Penal que conlleva desde 3 a 6 meses de prisión, multa económica de 12 a 24 meses ó trabajos en beneficio de la comunidad por un periodo de 31 a 90 días. Normalmente si no hay antecedentes penales, el juicio se salda con trabajos en beneficio de la comunidad.

La pareja de Shakira ya fue condenado en marzo de 2015 a una multa de 10.500 euros por increpar de forma airada, despectiva y agresiva a dos agentes de la Guardia Urbana que habían multado a su hermano por dejar su coche mal estacionado. En la sentencia por aquel caso, la titular del juzgado de instrucción número 5 de Barcelona recriminó al central azulgrana su "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los agentes que se disponían a multar a su hermano la madrugada del 13 de octubre de 2014.

A la hora de cifrar la cuantía de la condena, por una falta contra el orden público por ofensa a los agentes de la autoridad, la juez optó por la cifra propuesta por la acusación particular ejercida por los dos urbanos, que pidió 10.500 euros, frente a los 900 que reclamó la fiscal, al tomar en consideración la situación económica del futbolista, que percibe un salario no inferior a los 6 millones de euros anuales. Pese a que la sentencia se podía impugnar ante la Audiencia de Barcelona, Piqué acató la condena y abonó la sanción días después de que se notificara la resolución de la juez. 

Etiquetas

Lo más