Puigdemont se reivindica: "Dejarme pudrir en el exilio también es un castigo"

A pocos días de que comience el juicio el 'procés' Puigdemont afirma que su estancia en Waterloo no está siendo fácil

Carles Puigdemont

Carles Puigdemont. Europa Press

Europa Press

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 00:35

"Dejarme pudrir en el exilio para que nadie me escuche también es un tipo de castigo. El mejor escenario es que no me extraditen. Pasaré muchos años aquí". Carles Puigdemont explica en una entrevista a AP, recogida por Europa Press, que él aún también paga un precio aunque esté en Waterloo.

El expresident de la Generalitat da "por sentado" que España reactivará la orden de arresto europea contra él una vez haya acabado el juicio, y asegura estar preparado para hacer frente a esa situación. 

A pesar de estas declaracaciones, Puigdemont cree que una sentencia condenatoria en el juicio que comienza la próxima semana en el Tribunal Supremo legitimará la independencia: "La declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017 todavía es válida". 

Considera que el juicio a los políticos en prisión preventiva por el referéndum ilegal del 1-O "no será un acto de justicia sino de venganza": "Les damos todo nuestro apoyo, porque están sufriendo una situación injusta y humillante, y les están usando como ejemplo" 

Y advierte. Se ve legitimado para llevar a cabo la DUI si se produce una sentencia condenatoria: "Ese momento llegará y, cuando llegue, tendremos toda la legitimidad para tomar las decisiones que ya hemos decidido en el Parlament y ratificado en un plebiscito". Sostiene, además, que un castigo a los líderes del procés agitaría y haría crecer el movimiento independentista

Lo más