COPE

El precedente de Zaragoza y Barcelona: así frenaron los contagios en verano

Madrid aplicará confinamientos selectivos desde este fin de semana ante el aumento de casos. ¿Cómo afrontaron los brotes las comunidades más afectadas durante el periodo estival?

El precedente de Zaragoza y Barcelona: así frenaron los contagios en verano

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la segunda sesión del debate sobre el estado de la región, este martes en la Asamblea de Madrid. EFE/ Juanjo MartínJuanjo Martín

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:06

La Comunidad de Madrid ha anunciado nuevas medidas de restricción de la movilidad y confinamientos selectivos a partir de este fin de semana, a raíz del aumento de casos sobre todo en la capital. Sin embargo, no es la primera región de España que se ha visto obligada a tomar este tipo de medidas para contener el virus.

Durante el verano, con la flexibilización de las restricciones, la apertura de bares y terrazas, y el ocio nocturno, los españoles bajamos la guardia. Empezaron los brotes que se fueron extendiendo con el desplazamiento entre autonomías. Cataluña y Aragón fueron las dos más afectadas, situación que obligó a las administraciones a tomar cartas en el asunto para evitar la transmisión comunitaria en la medida de lo posible.

CATALUNYA: BARCELONA, HOSPITALET Y LLEIDA

Para frenar los contagios en Barcelona, el Ayuntamiento y la Generalitat de Cataluña prohibieron las reuniones de más de diez personas, y establecieron una limitación del aforo en bares y restaurantes al 50%. La Consejería de Salud recomendó el autoconfinamiento a los vecinos de Barcelona y su primera corona metropolitana, así como a los de La Noguera y los municipios del Segrià, en Lleida. Medidas que en un principio se tomaron para dos semanas, pero que se han ido alargando con el tiempo. También pidieron limitar los desplazamientos fuera del domicilio solo en casos excepcionales: por motivos laborales, sanitarios o de asistencia apersonas que lo requieran.

Acabando el mes de julio, la Generalitat ordenó el cierre del ocio nocturno en toda Cataluña. Además y desde ese momento, quedaron suspendidas las actividades musicales con pistas de baile o los espacios habilitados fuera de los establecimientos. Todos los salones de juego, casinos y salas de bingo tuvieron que empezar a cerrar a partir de las doce de la noche.

En el Hospitalet de Llobregat, la ciudad con más densidad de población en España, el gobierno autonómico recomendó no salir de casa a los habitantes de 3 barrios: La Torrassa, Collblanc y La Florida.

Y en Lleida, el Govern decretó un confinamiento más estricto tanto en la capital como en 7 comarcas de El Segrià. Poco después de tomar esta medida, Cataluña se convirtió en la primera comunidad en establecer el uso obligatorio de la mascarilla, con multas de hasta 600 euros.

ARAGÓN: PASO ATRÁS EN LA DESESCALADA

El gobierno de la comunidad dio un paso más allá de las recomendaciones, y decretó el retroceso a fase 2 flexibilizada de 6 zonas de Aragón. En concreto, las comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Zaragoza y su comarca y el municipio de Huesca. En total, 870.000 personas se vieron afectadas por esta medida, casi el 70% de la población aragonesa.

Sin embargo, con el aumento de casos la consejería de Salud añadió más medias de seguridad que amplió al resto de la comunidad, y que sirvieron de precedente para otras zonas del país. Restricciones como, por ejemplo, la prohibición del botellón, el cierre de las peñas o limitar las reuniones y el horario de la hostelería.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo