Pedro Sánchez hace las Américas

El presidente del Gobierno visitará Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. Sanchez reafirmará su voluntad de estrechar lazos con el continente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, iniciará hoy una gira por Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica con la que pretende evidenciar la trascendencia que otorga a la relación con todos los estados de América Latina y superar el "déficit" de presencia en ella del Ejecutivo español.

  • item no encontrado

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:39

Tras poner énfasis en entrar con buen pie en el club europeo, buscando la química personal en particular con Emmanuel Macron y Ángela Merkel, Pedro Sánchez amplía su campo de juego y mira hacia Iberoamérica con un tour por Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica. La gira ha sido estudiada al detalle. Cada país representa una realidad determinada del continente y el presidente del Gobierno tenía en mente hablarle a toda América Latina que, más allá del plano emocional e histórico, amplifica el papel de España en el mundo.

La primera parada será Chile este mismo lunes 27 de agosto. En Santiago de Chile, Sánchez será recibido en el Palacio de La Moneda por el presidente Sebastián Piñera, en una entrevista que irá seguida de una cena oficial. El jefe del Ejecutivo dedicará la primera parte del martes 28 a una cita con empresarios españoles presentes en el país, con una evidente vocación de permanencia, a los que dará su respaldo, seguido de un encuentro con la colonia española.

En su reunión con los emigrantes patrios, que repetirá en Bolivia y Colombia, Pedro Sánchez les trasladará su compromiso de eliminar el voto rogado, un sistema que dificulta el ejercicio del derecho al sufragio fuera de España. Cada visita, claro, ha sido preparada de forma minuciosa para intentar que sea lo más rentable posible. De Chile a Bolivia, a Santa Cruz de la Sierra, donde se concentra el grueso de los proyectos de cooperación financiados por España. A su llegada, al igual que con el resto de los homólogos del resto de países, el jefe del Ejecutivo ofrecerá una comparecencia conjunta con el presidente Evo Morales.

Sin tiempo para deshacer las maletas, ya en la mañana del miércoles 29, la visita de Sánchez de proyectos de cooperación – España financia planes de agua potable, saneamiento, sanidad o educación - se entremezclará con la firma de acuerdos. Uno de ellos permitirá la participación de grandes empresas constructoras españolas en las obras del ferrocarril que unirá, atravesando la costa pacífica de Perú con el puerto brasileño de Santos, en el Atlántico.

En la tercera jornada del viaje oficial, Pedro Sánchez ya hará noche en Bogotá. Será el jueves 30 cuando el jefe del Ejecutivo se entreviste con el recién investido presidente de Colombia. El punto álgido de la cita promete ser el ofrecimiento de Sánchez a Iván Duque de ayuda para buscar un acuerdo de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional. El Ejecutivo de España se dice presto a actuar como facilitador de las negociaciones, siempre y cuando Duque lo solicite.

Junto al proceso de paz, ocupará buena parte de la reunión de ambos mandatarios el éxodo de venezolanos hacia los países vecinos, incluida Colombia, convertido ya en el mayor de Iberoamérica en los últimos 50 años. Los emigrantes huyen de la peor crisis de la historia de Venezuela, con la mayor inflación del mundo y con gravísimos problemas de abastecimiento de alimentos, medicinas y productos básicos. España quiere ayudar para hallar una solución definida en fuentes gubernamentales como “fraternal”, “democrática” y a través del “diálogo”.

El punto y final al periplo presidencial lo pondrá Pedro Sánchez el viernes 31 en Costa Rica con la consiguiente reunión con el presidente Óscar Alvarado y una visita de la Corte Iberoamericana de Derechos Humanos, que tiene su sede en San José. Una gira completa que permitirá reforzar el perfil del presidente del Gobierno con la aureola exterior. 

En la agenda de Pedro Sánchez, por cierto, ya están apuntadas dos citas importantes en el continente en lo que resta de 2018: La Cumbre Iberoamericana de Guatemala y la cumbre del G-20 en Argentina.

Lo más