COPE

Objetivo Sánchez: Restaurar “Frankenstein” tras aprobar los PGE

El Presidente sigue donde estaba, en la mayoría de la investidura, pero amarra puntualmente a Ciudadanos

Vídeo

Ricardo Rodríguez
@rrodriguezmaeso

Jefe de Política

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:29

El arranque del curso político ha servido a Pedro Sánchez para escenificar sus fuerzas de cara a salvar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado de 2021. A saber: Con Ciudadanos convertido en interlocutor preferente - en Inés Arrimadas aprecia La Moncloa la “mayor de las disposiciones al acuerdo” - su suma a PSOE, Podemos y PNV permite a Sánchez encarar la negociación con 171 apoyos, a apenas 5 votos de los 176 de la mayoría absoluta, aparentemente fáciles de lograr gracias a minoritarios, léase, NC, Más País, CC, PRC, Teruel Existe, BNG, Compromis, además de EH-Bildu en la recámara. Incluso sin descartar una ruptura en dos de JxCAT.

Conceder a los naranjas la condición de actor principal, a cambio de colgarse la medalla de una bajada de impuestos, tal y como ya avanzó la Cadena COPE, ofrece a Sánchez munición extra para aislar a Pablo Casado con una incesante espiral de acusaciones al PP por su ausencia de responsabilidad para arrimar el hombro.

El papel de Ciudadanos

El sentir entre colaboradores del Presidente se resume en que Ciudadanos ha asumido finalmente su papel de “bisagra”, capaz de jugar entre medias de los dos grandes partidos. Una decisión carente de vuelta atrás. De todos modos, la alianza con Arrimadas se antoja circunstancial, fruto del interés compartido de salvar la Legislatura y, en el caso naranja, tener 2 años por delante para esclarecer qué es lo que pretende ser.

La entente con Inés Arrimadas es lo suficientemente puntual como para permitir a Sánchez minusvalorar los problemas que le genera su socio de coalición, Unidas Podemos, pero, sobre todo, aspirar a taponar las grietas de la mayoría parlamentaria que lo aupó al Poder con motivo de la gestión de la pandemia y los sucesivos estados de alarma.

La vía Frankenstein

Las cuentas públicas, cargadas de innumerables curvas por venir, van a retratar la debilidad de la vía Frankenstein ante la imposibilidad de ERC con altos niveles de contaminación electoral de cruzar ese puente. Que el jefe del Ejecutivo se abra a reactivar este septiembre la Mesa de Diálogo con Cataluña, exigencia de los republicanos, evidencia su empeño en hacer malabares.

La celebración de una mesa de diálogo, devaluada ante la ausencia de Pedro Sánchez y de Quim Torra de la misma, sin ningún avance real político, algo descontado, mantendría a los naranjas atados a los PGE, según descuentan en La Moncloa, aunque tal imagen del foro negociador con los independentistas, de producirse, cause un hondo malestar en CS y más en puertas de la precampaña catalana. Claro que “la agenda del reencuentro – subrayan fuentes oficiales - es una apuesta de Legislatura” del mismo presidente del Gobierno que sigue donde estaba, tan decidido como cuando sacó adelante la moción de censura a hacer descansar la gobernabilidad sobre el totum revolutum de Frankenstein.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Tenis. Roland Garros

Tenis. Roland Garros

Con Ángel García

Escuchar