COPE

Nuevo ataque a Ayuso: Rufián anuncia un pacto con Sánchez para fulminar la bajada de impuestos en Madrid

Rufián quiere acabar con lo que él denomina "dumping fiscal de Madrid", una medida que supondría una subida de impuestos en la Comunidad de Madrid

Vídeo

Javi García
@garciaperezcom

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 15:28

El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, ha anunciado este martes un preacuerdo con el Gobierno de coalición sobre los Presupuestos Generales de 2021, que incluye el fin del control financiero del Estado sobre Cataluña que puso en marcha el Gobierno del PP en 2015, así como la creación de una comisión bilateral que busca acabar con lo que ha definido como el "paraíso fiscal" de Madrid.

El partido independentista está por la labor de permitir que el Gobierno de coalición de Sánchez e Iglesias saque adelante su proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. Algunos de los detalles más importantes de las enmiendas pactadas entre ERC y Moncloa destaca la capacidad de devolver la autonomía de gastos a la Generalitat.

El Gobierno de Cataluña considera que su autonomía financiera se ha visto perjudicada desde que en el año 2015 el Gobierno de Mariano Rajoy aplicase una serie de controles a su disposición de fondos, sobre todo para evitar que el gasto se disparase con fines independentistas.

En las últimas jornadas, una delegación de ERC encabezada por Gabriel Rufián ha acercado posturas con el Gobierno de Sánchez en Madrid, donde han mantenido reuniones con un equipo formado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y los máximos cargos en la Cámara Baja del Partido Socialista: Adriana Lastra y Rafael Simancas.

Rufián consigue sus objetivos con Sánchez

En su intervención, Rufián ha resumido en cuatro logros sus negociaciones con el Partido Socialista. El primero ha sido la ampliación de la moratoria del pago de los autónomos a la Seguridad Social hasta marzo del año 2021, ya que según señaló Rufián en Cataluña el 98,9% de las empresas son pymes y autónomos.

Otro gran acuerdo es la creación de un comité bilateral, formado por ERC y Moncloa, para estudiar una "reforma fiscal total, justa y progresiva". Este es un punto importante de las negociaciones, ya que se contempla analizar un impuesto más progresivo para las grandes fortunas y "acabar con el dumping fiscal de facto y con el paraíso fiscal montado por la derecha en la Comunidad de Madrid".

La tercera medida pactada es dar por finalizada la deuda existente en las becas de Educación desde 2015 hasta 2020 y el cuarto y último, el más celebrado por la fuerza independentista, ha sido el fin del control financiero de la Generalitat por parte del Estado, un control que se intensificó, como hemos explicado al comienzo del artículo, en el año 2015 por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para controlar el gasto de la Generalitat en fines independentistas.

Acabar con el conocido "dumping fiscal de Madrid"

Rufián ha anunciado la idea de acabar con el conocido como "dumping fiscal de Madrid", una medida que supondría una importante subida de impuestos en la región presidida por Isabel Díaz Ayuso y que a juicio del portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados supondría acabar con lo que define como "el paraíso fiscal" de la Comunidad de Madrid, el "dumping" que achacan al gobierno regional respecto a otras comunidades y que, a su juicio, "supone un grave perjuicio para la clase trabajadora en un momento de emergencia social".

De forma más concreta, el objetivo de esta medida, a juicio del Gobierno y ERC, es acabar con las ventajas de Madrid, a la que acusan de aprovechar su capitalidad para bajar impuestos más allá de lo que pueden hacerlo otras regiones atrayendo a grandes contribuyentes. En relación con la manera en la que de debe aplicar esta reforma fiscal, Rufián se ha limitado a guardar silencio, ya que "si lo contase no se haría".

Esta medida tiene una relación directa con el Impuesto de Patrimonio y la búsqueda de una equiparación entre las diferentes comunidades autónomas. Así lo recogía la enmienda presentada por ERC la pasada semana, en la que se reclamaba al Ejecutivo de Sánchez crear una cuota estatal en el Impuesto de Patrimonio que sirva de mínimo de recaudación y sobre la que las comunidades autónomas no puedan decidir.

El contenido de esta enmienda fue interpretada como un ataque directo a la Comunidad de Madrid y a las comunidades que bonifican fuertemente el impuesto. En la Conferencia de Presidentes del año 2017, con Andalucía al frente y con Susana Díaz como presidenta, ya se acusó a la Comunidad de Madrid de "dumping fiscal". Ahora, con María Jesús Montero al frente de la Cartera de Hacienda y con el apoyo de ERC, el Gobierno quiere armonizar este impuesto, además de los de sucesiones y Donaciones frente a Madrid.

En esta enmienda, ERC también propuso otras medidas como una subida del IRPF del ahorro mayor a la que se acordó entre PSOE y Podemos para las rentas superiores a 200.000 euros, que la mitad de la recaudación por la Tasa Google vaya a las comunidades donde se ha generado el volumen de operaciones gravado y que las comunidades autónomas reciban más del 49% del Fondo de Reconstrucción europeo.

Los impuestos más afectados por el acuerdo entre ERC y Moncloa

Tras conocer esta enmienda, la pasada semana, el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, convocó una rueda de prensa para explicar que de llegar a un buen fin el acuerdo entre ERC y Sánchez, la subida fiscal en los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Herencias sería muy notable y que este era "el verdadero objetivo de socialistas, Podemos y fuerzas independentistas".

Por ejemplo, según publica 'OkDiario', en Madrid la herencia media es de 160.000 euros, por la que los madrileños solo pagan 22 euros. En Asturias, región gobernada por el Partido Socialista, se pagan 2.200 euros, por lo que un cálculo equitativo de este impuesto supondría que el impuesto de sucesiones en Madrid se multiplicaría por 100.

De forma directa, una posible armonización fiscal afectaría de lleno a los habitantes de la Comunidad de Madrid. En este sentido, las fuerzas independentistas quieren que si una comunidad autónoma sube estos impuestos al mínimo que fije el Gobierno iría a parar a las arcas autonómicas. Mientras que si en Madrid no se equipara el tipo económico al establecido por el Gobierno de España la recaudación subiría igualmente, pero iría destinado a los ingresos estatales.

En base con los cálculos que se contemplan en la Puerta del Sol, esta nueva reforma fiscal realizada por el Gobierno con el apoyo de ERC, supondría que los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones tendrían un impacto de cerca de casi 5.000 millones en el bolsillo de los madrileños. De forma más concreta, el Impuesto sobre Patrimonio supondría una recaudación de 1.100 millones de euros y en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones de 3.332 millones.

Críticas desde la Comunidad de Madrid

Los acuerdos del Gobierno de Sánchez con ERC han provocado un importante enfado dentro de la Comunidad de Madrid. Su consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, no veo oportuno esta subida de impuestos que afecta de lleno a la ciudadanía de su región: "Es una vergüenza que un pacto entre socialistas e independentistas pretenda subir los impuestos obligatoriamente a los madrileños. Si socialistas e independentistas pretenden eliminar las bajadas de impuestos que hemos hecho aquí en la Comunidad en impuestos como Sucesiones o como Patrimonio, que sepan que van a tener enfrente, desde luego, a la Comunidad, pero sobre todo a los madrileños".

El titular de Hacienda en la Comunidad de Madrid está convencido de que el Gobierno de Sánchez no solo quiere tocar el bolsillo de las grandes fortunas: "Es seguro que van, principalmente, a por sucesiones. Es de lo que hablan obsesivamente socialistas como Ximo Puig, Adriana Lastra, o el propio Sánchez. Patrimonio lo ponen de pantalla para taparlo", ha explicado en una entrevista a Nius.

La Comunidad de Madrid ya ha anunciado un recurso ante el Tribunal Constitucional. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha explicado que "no van a recuperar el Impuesto de Patrimonio, donaciones y sucesiones por que no van a despilfarrar".

Otros líderes del PP han salido en defensa de la postura de la Comunidad Madrid, entre ellos el alcalde de Madrid y número tres de la calle Génova, José Luis Martínez-Almeida, que ha señalado que esta medida es un nuevo paso en la obsesión "centralizadora" de Rufián. Por su parte, el líder de los populares en Cataluña, Alejandro Fernández, ha llamado "cutre" al portavoz de ERC en el Congreso y ha subrayado que "el separatismo catalán ya no aspira a tener más competencias. Les basta con fastidiar Almeida y a Ayuso. Es todo muy cutre y muy triste. Por suerte aún quedamos catalanes sin envidia".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar