Boletín

Las tareas de reconstrucción de Notre Dame podrían prolongarse hasta 25 años

En declaraciones a COPE.es, el arquitecto Leandro Cámara afirma que será imposible recuperar lo quemado

Audio

 

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:20

¿Y ahora qué? Es lo que mucha gente se pregunta tras presenciar con tristeza y asombro cómo ardía buena parte de la estructura de Notre Dame. El proceso de restauración será largo y tedioso. Algunos hablan que las tareas podrían prolongarse durante un cuarto de siglo. Tiempo estimado que no ha sorprendido al arquitecto que dirige las obras de restauración de la Catedral Santa María de Vitoria, Leandro Cámara, en declaraciones a COPE.es: “lo primero es valorar los daños. Depende del dinero que se invierta. Si se cumplen las donaciones de las que se hablan, facilitaría mucho el proceso, pero en cualquier caso llevará tiempo. Tendrán primero que estudiar, recuperar y preparar las tareas. Solo la limpieza de los escombros ya llevará bastantes meses de trabajo. Para que te hagas una idea, nosotros llevamos 23 años trabajando en la restauración de la Catedral de Vitoria, que es más pequeña que Notre Dame, y no ha sufrido un incendio de estas características.”

En cualquier caso, será difícil recuperar lo perdido en el incendio. Cámara ha explicado que “una parte de los daños causados no se podrán reconstruir, especialmente los ubicados en la cubierta y en las estructuras más antiguas, que datan del siglo XII. Se puede recrear pero, recuperarlo, imposible.”

La calidad de la recreación, apunta Cámara, dependerá del material que se pueda recuperar y  la información de la que se disponga a nivel de fotografías, planos y, lo más importante para el restaurador, “si en el criterio que se seguirá en la restauración se decide copiar lo anterior, o se apuesta por una estructura nueva acorde al siglo XXI. En todo caso, reproducir exactamente lo anterior es imposible, porque las técnicas de construcción o el corte de la madera corresponden a tecnologías pasadas.”

El arquitecto ha sentenciado que lo perdido en el incendio es de gran valor, según nuestro protagonista: “Con la quema de la cubierta, la catedral está inacabada. Cubierta que comenzó a construirse en el siglo XII, pero que se fue ampliando a lo largo de la historia, hasta incluso el siglo XX. Es un edificio vivo, en el que se refleja cómo ha ido evolucionando la sociedad parisina.”

Lo más