Boletín

Jordi Sànchez lanza un reproche a Torrent en su despedida del Parlament

Critica al presidente del Parlament haber suspendido el pleno de investidura de Puigdemont

Jordi Sànchez lanza un reproche a Torrent en su despedida del Parlament

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:14

El número uno de JxCat al Congreso, Jordi Sànchez, en prisión preventiva en Soto del Real (Madrid), ha lanzado este jueves, en su carta de  despedida como diputado del Parlament, un reproche al presidente de la cámara, Roger Torrent, por haber suspendido el pleno de investidura de Carles Puigdemont. Antes de la pausa del mediodía en el pleno del Parlament, se han leído las cartas de despedida de los tres diputados de JxCat presos, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, que han dejado su escaño para recoger el acta parlamentaria en el Congreso en Madrid.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha encargado de leer la carta de Turull, el portavoz de JxCat, Albert Batet, ha leído la de Sànchez, mientras que la diputada Mònica Sales ha puesto voz a las palabras de Rull.  Tras subrayar que aspira a que Cataluña se convierta en un "Estado independiente en forma de república" y que trabaja para que los catalanes puedan "decidir libremente y sin ninguna presión externa" su futuro político, Sànchez ha reivindicado el "diálogo", especialmente entre quienes se consideran "adversarios".

Sànchez ha citado asimismo un "motivo de divergencia con algunos" diputados de la cámara en un punto concreto de la legislatura: el pleno de la investidura a distancia de Carles Puigdemont, fijado para el 30 de enero de 2018 y que Torrent acabó suspendiendo para no chocar con los tribunales.  "Todo habría ido mejor si el 30 de enero de 2018 este Parlament hubiese celebrado la sesión de investidura del candidato, y en aquel momento presidente en funciones, Carles Puigdemont", ha afirmado.

 "Y también habríamos tenido menos dolor si nadie hubiese roto y convertido en imposible la investidura de Jordi Turull", ha añadido en clara alusión a la CUP, que hizo fracasar la operación antes de que el exconseller volviera a la cárcel.

Lo más