COPE

La industria de Cádiz vuelve a la normalidad gracias a un nuevo convenio con actualizaciones al IPC

La huelga se ha desconvocado después de que la patronal y los sindicatos lleguen a un acuerdo para renovar el convenio laboral, que estaba caducado desde hace casi un año

La industria de Cádiz vuelve a la normalidad: nuevo convenio con actualizaciones al IPC

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:22

Las calles de Cádiz vuelven a la normalidad tras nueve días de protestas del sector del metal en las que reclamaban una mejora de las condiciones. La huelga se ha desconvocado después de que los sindicatos y la patronal llegasen a un acuerdo para mejorar las condiciones en la cuarta reunión entre ambas organizaciones. De esta manera, se renueva un convenio que llevaba caducado casi un año y se terminan los más de siete días de disturbios en la ciudad, con numerosos detenidos y heridos por los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Un convenio caducado y unas posturas alejadas

Esta situación se inició cuando los trabajadores del metal decidieron parar la industria principal de Cádiz para reclamar sus derechos. Los casi 29.000 trabajadores del sector reclamaban que su salario se incremente atendiendo a la subida del IPC debido a la pérdida de poder adquisitivo con la subida de precios originada por la crisis energética y de abastecimiento.

La industria de Cádiz vuelve a la normalidad: nuevo convenio con actualizaciones al IPC


Para entender la situación, hay que tener en cuenta que Cádiz en la segunda provincia con más paro de España, solo por detrás de Huelva, algo que las empresas han aprovechado. Las condiciones laborales son precarias, sobre todo las de los trabajadores de las pymes y los auxiliares, que dependen de los trabajos eventuales que les encargan las grandes empresas industriales del sector. Por otro lado, la Federación de Empresas del Metal de la provincia de Cádiz (Femca) proponía una incremento del 2% a tabla entre 2021 y 2023 y si la subida del IPC en esos tres años es mayor, compensarla al final de este periodo, algo que rechazaron los representantes de los trabajadores, que exigían un incremento del 2, 2.5 y 3% en 2021, 2022 y 2023.

El principal motivo de rechazo a las propuestas de la patronal es que los trabajadores del sector del metal son en su mayoría eventuales, unos tres de cada cuatro, y con este acuerdo nunca recuperarían el poder adquisitivo perdido en este periodo. Las demandas quieren una recuperación en este momento, para hacer frente a la inflación de más del 5% que se está produciendo. Por otro lado, la Femca no aceptaba las exigencias de los trabajadores del metal justificando que estas subidas serían un golpe definitivo para una industria de Cádiz que atraviesa una grave crisis por la pérdida de competitividad, la subida de costes de la actividad productiva y las consecuencias de la pandemia.

La mayor parte de la sociedad se posicionó a favor de los trabajadores del metal, pero cuestionan las formas de algunos subgrupos en las manifestaciones. Un sector de los manifestantes han radicalizado las propuestas con la quema de objetos como neumáticos y contenedores, lanzamiento de piedras a la policía, agresiones y corte de carreteras. Aunque hay que destacar que la Subdelegación de Gobierno ha definido la manifestación como personas que marchan de manera pacífica reivindicando sus derechos de manera legítima, haciendo uso de su derecho a la huelga.

La industria de Cádiz vuelve a la normalidad: nuevo convenio con actualizaciones al IPC


Las claves del nuevo acuerdo, vigente hasta el 31 de diciembre de 2023

Finalmente, este miércoles por la noche los sindicatos y la patronal alcanzaron un acuerdo que se ha consolidado este jueves, por lo que la huelga general se ha desconvocado y la normalidad ha vuelto a la industria del metal de Cádiz y a las calles de la ciudad.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En este nuevo convenio ambas partes han llegado a un punto en común para desbloquear la situación con un acuerdo en materia económica, que era el principal foco de conflicto. Con esto, los trabajadores se beneficiarán de un incremento del 2% con efecto retroactivo a enero y si el IPC real es mayor, se incluirá un pago del 80% de esa diferencia valores sin que se contemplen retrasos durante 2021, 2022 y 2023.

Además, se vigilará especialmente que estos trabajadores eventuales que abandonen la empresa reciban también esta actualización del IPC si fuese necesario. En este sentido, para controlar el cumplimiento del convenio, se ha pactado la creación de una ‘Comisión de Control y Seguimiento y Vigilancia del Acuerdo' que estará integrada por ocho personas que se reunirán todos los trimestres, cuatro representantes de la patronal y cuatro de los sindicatos.

La vigencia de este nuevo convenio laboral durará hasta el 31 de diciembre de 2023 y en este se contempla una "ultraactividad ampliada de dos años desde su vencimiento".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo