• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Guaidó reconoce a Añez como presidenta interina de Bolivia y dice que es una "inspiración" para Venezuela

Guaidó reconoce a Añez como presidenta interina de Bolivia y dice que es una inspiración para Venezuela

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:54

El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha expresado este martes que reconoce a la senadora opositora boliviana Jeanine Añez como presidenta interina del país latinoamericano y ha señalado que es una "inspiración" para Caracas.

"Desde el Gobierno legítimo de Venezuela reconocemos a Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia en su misión de guiar una transición constitucional hacia una elección presidencial", ha manifestado el también presidente de la Asamblea Nacional venezolana --controlada por la oposición--.

En este sentido, ha manifestado que se trata de "una inspiración para nuestro país" y ha recalcado que tiene "la convicción de que lograremos la libertad".

Guaidó, que considera que "no se puede hablar de golpe de Estado en Bolivia", ha defendido recientemente que el pueblo boliviano se ha movilizado con una "exigencia justa" contra el fraude electoral, por lo que ha abogado por que la crisis se resuelva con una "transición pacífica".

"No podemos hablar hoy en Venezuela de que en Bolivia haya un golpe de Estado", sostuvo Guaidó el lunes. "Por el contrario, es la exigencia natural de defender los derechos de los ciudadanos para que se expresen libremente", defendió.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, uno de los principales aliados de Morales en la región, ha denunciado que su homólogo boliviano ha sido víctima de un "golpe de Estado" y ha llamado a la movilización "para exigir la preservación de la vida de los pueblos originarios bolivianos, víctimas del racismo".

CRISIS EN BOLIVIA

El origen de la crisis en Bolivia son las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, en las que, según el candidato opositor Carlos Mesa, se produjo un "fraude gigantesco" para garantizar un cuarto mandato de Evo Morales.

Tras una ola de protestas que derivó en enfrentamientos, bloqueos y saqueos, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera una auditoría electoral que finalmente ha confirmado irregularidades.

En este contexto, el líder indígena aceptó celebrar nuevas elecciones, pese a lo cual tanto la Policía como las Fuerzas Armadas le sugirieron que dimitiera, algo que hizo poco después. Morales, así como algunos países latinoamericanos, ha denunciado un "golpe de Estado".

Lo más