¿Qué pone en el tatuaje del ministro Grande-Marlaska?

Así es la cara menos conocida del ministro del Interior, entrevistado este lunes en 'Herrera en COPE'

ctv-yvd-tatu2

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 05:37

Un día después de que decenas de miles de personas se manifestaran en Madrid para pedir la unidad de España y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoque elecciones, y 24 horas antes de que comience el juicio contra el procés, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, va a ser entrevistado por Carlos Herrera en 'Herrera en COPE'.

A buen seguro que ambos temas de plena actualidad estarán encima de la mesa en la entrevista a un ministro muy preocupado por mantener su vida personal en la más absoluta intimidad. Aunque algunas curiosidades que le rodean han sido noticia.

El ministro tatuado

Una de esas peculiaridades es el tatuaje que luce el titular de Interior. Una decisión personal que es de suponer que influyó, el pasado septiembre, en que retirara un borrador que prohibía a los guardias civiles llevarlos visibles.

Grande-Marlaska lleva tatuado en su muñeca derecha la frase "Ni pena ni miedo" en forma de pulsera. Cuatro palabras que también son el título de su biografía, publicada en 2016 (Editorial Ariel).

De Chueca al Ministerio del Interior

El juez, nacido en Bilbao en 1962, vive con su pareja en el barrio de Chueca. Según contaba el jefe de Interior de COPE, Juan Baño, después de tomar el cargo fue a su bar de siempre, el Válgame Dios, con unos pocos amigos. Continúa residiendo allí, junto a sus gatos y sus perros, a pesar de que valoró el cambio de hogar por "razones de seguridad".

A Marlaska le gusta "pasear y hacer vida en la calle. Cada fin de semana tira de camisa, vaqueros y zapatilla y a disfrutar del barrio", dicen quien le conoce. Ahora, como ministro del Interior, está más acostumbrado a los focos. Más aún que cuando era presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional o vocal del Consejo General del Poder Judicial. Pero sigue preservando con celo su intimidad. En una de las pocas entrevistas en las que dio a conocer su cara más personal, en 2006, afirmaba que le encantaba "la música, el cine y leer novelas". Lo normal.

Lo más