Boletín

El Gobierno planta cara al Open Arms: asegura que rechazó desembarcar en Malta

El Ejecutivo socialista asegura que desconoce cuáles son las necesidades que la embarcación exige satisfacer

El Gobierno planta cara al Open Arms: asegura que rechazó desembarcar en Malta

Daniel Pérez

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:30

El Gobierno ha reprochado este lunes a los responsables del Open Arms que hasta el momento no le hayan dado "una contestación clara y directa" sobre cuáles son sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España "de forma segura". De esta forma se han pronunciado fuentes del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez después de que el Open Armas haya hecho público un comunicado en el que, entre otras cosas, se refiere a un posible acuerdo entre España e Italia para que el barco se traslade de Lampedusa a Mallorca para desembarcar a los 107 inmigrantes que lleva a bordo desde hace 18 días.

 Las citadas fuentes gubernamentales han desmentido "la existencia de ningún supuesto acuerdo con Italia, al que alude de manera confusa la propia ONG en su comunicado" y han asegurado que "loúnico cierto es que el Gobierno ha ofrecido al Open Arms poder  dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco". 

La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha instado a la Comisión Europea a tomar una decisión sobre Italia por "saltarse las leyes" y mantener los puertos cerrados "contraviniendo todas las normas". En una entrevista en la cadena Ser, Calvo ha reconocido que el Open Arms "pudo haber entrado a Malta. Esa solución estaba ahí", pero que no quiso hacerlo "e insistió en ir a Italia". Calvo ha asegurado que el Gobierno español estuvo trabajando "todo el tiempo" para que el barco desembarcara en Malta "y poder repartir" a los inmigrantes y, sin embargo "no lo hicieron".

La vicepresidenta también se ha pronunciado por el motivo por el que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no ha tenido contacto con el fundador de la ONG Open Arms, Oscar Camps, tal y como éste ha asegurado, y sí con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron.  Calvo ha argumentado que el procedimiento "para tener un barco y tener licencia para llevar víveres y ayuda humanitaria", como tiene el Open Arms, que no es "para rescatar personas, porque la situación que se puede crear es ésta", depende del ministro de Fomento, con quien se ha reunido.    "Hemos hablado con Italia todo el domingo y todo el sábado", ha explicado la vicepresidenta que ha tildado de "ejemplar" la labor del Ejecutivo español que ha ofrecido "todo tipo de salidas: ¿Qué más podemos hacer?". 

A la pregunta de si la Comisión Europea debería abrir un procedimiento de infracción a Italia, Calvo ha insistido en que la CE debe "tomar decisiones" para que haya una respuesta coordinada en los rescates y en la política de fronteras.   "Italia no puede tener sus puertos cerrados", ha reiterado la vicepresidenta en funciones que ha dejado abierta la posibilidad de denunciar a Italia ante el Tribunal internacional de Derechos del Mar de Hamburgo.

Calvo ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez ha ofrecido todo tipo de ayuda, pero ha reconocido que España no puede transmitir a Europa el mensaje de que en la crisis humanitaria "nos podemos hacer cargo de todo". Respecto a las críticas del PP por ofrecer desembarcar en Algeciras y no contar para ello con la Junta de Andalucía, Calvo ha dicho que se trata de una competencia del Gobierno de la nación, no de la autonomía.  Y sobre las declaraciones del diputado de Cs Marcos de Quinto que en Twitter hablaba de esos "bien comidos" pasajeros, Calvo ha considerado que se trata de mensajes de ultraderecha, que hacen mucho daño a las personas y retratan a quien los hace, más que a quien los dirige.  

Por otro lado, la consellera de Asuntos Sociales y Deportes del Govern balear, Fina Santiago, ha señalado este lunes que, si el Open Arms atracara en Palma o Mahón, los 107 inmigrantes que quedan a bordo serían distribuidos en España y otros países europeos.  En declaraciones a IB3 Ràdio recogidas por Efe, Santiago ha explicado que en Baleares se les ofrecería en las primeras semanas la ayuda humanitaria imprescindible, pero después estas personas serían enviadas a otras comunidades autónomas y otros países de Europa.   La "prioridad" es el desembarco de estas personas recogidas en el mar Mediterráneo, ha declarado Santiago, que ha añadido que en Baleares podrían quedarse de manera permanente solo algunos de estos inmigrantes.

Lo más