COPE

El Gobierno de Ayuso denuncia una "persecución fiscal" de Moncloa a Madrid tras las palabras de Escrivá

José Luis Escrivá ha considerado que la propuesta de establecer compensaciones económicas al efecto capitalidad en Madrid es una "idea que tiene mucho recorrido"

José Luis Escrivá

Jorge Gil / Europa Press

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 01:10

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha acusado este jueves al Gobierno de "persecución fiscal" y padecer "madrileñofobia" por pretender poner un impuesto de capitalidad a los madrileños.

Así ha respondido Fernández-Lasquetty, en un audio remitido a los medios, al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha considerado, tras mantener una reunión con el presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, que la propuesta de establecer compensaciones económicas al efecto capitalidad, que se produce en la Comunidad de Madrid, es una "idea que tiene mucho recorrido y hay que seguir explorando".

En este sentido, Puig propuso recientemente un impuesto, u otra "herramienta" de aportación, específico para las rentas altas de la Comunidad de Madrid que compensen los beneficios de la capitalidad frente a otros territorios, propuesta a la que se han sumado otras plataformas y líderes políticos.

El Consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha estado en 'El Cascabel' de TRECE, donde ha reconocido que estas palabras de Escrivá suponen un ataque frontal a la Comunidad de Madrid y al resto de España: "A España le va bien porque a Madrid va bien,llevamos 16 años bajando los impuestos gracias a que se trabaja bien. Lo que pasa es que gente como Ximo Puig necesita esconder que tiene la deuda más alta de España y que quiere gastar lo que no tiene, por eso pide algo imposible jurídicamente como poner un impuesto a los madrileños", ha declarado Lasquetty.

Por otra parte, el consejero ha asegurado que "el Gobierno está trabajando desde hace un par de años en dar un hachazo fiscal a los madrileños, cosa que no tiene ningún beneficio para ningún español", al mismo tiempo que ha recalcado que "el Gobierno no lo puede hacerlo, ya que es constitucionalmente imposible. La autonomía fiscal y financiera de las comunidades autónomas forma parte del bloque de constitucionalidad".

En caso de que el Gobierno pusiera en marcha la medida, el consejero ha recordado que "si lo hacen saben que se enfrentan no solo a los madrileños sino también al conjunto de los españoles". Y ha recordado los resultados de las elecciones del 4 de mayo. "Las elecciones de Madrid fueron un ejemplo. Comenzaron con el líder socialista diciendo que no se iban a subir los impuestos, cuando claramente su intención era que sí y al final esto se demostró con la derrota en las urnas".

Escrivá mira fuera de nuestras fronteras

Para defender esta teoría, el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha asegurado también que "no tiene sentido" la competencia fiscal entre autonomías cuando se está "avanzando claramente a nivel mundial, y europeo todavía más, hacia lo contrario". El "reto que supone sostener el Estado del bienestar" precisa una "base tributaria sólida, no sometida a procesos de deslocalización", ha argumentado Escrivá para defender la hipotética aplicación de este impuesto a la Comunidad de Madrid.

Los ataques frontales a la política fiscal de la Comunidad de Madrid

La política fiscal de la Comunidad de Madrid siempre ha generado ciertos ataques hacia el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, tanto desde la sala de prensa del Palacio de la Moncloa como desde otros sectores de nuestra política como puede ser el independentismo catalán.

El pasado mes de noviembre, el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, anunció un preacuerdo con el Gobierno de coalición, en el seno de las negociaciones de los PGE, para crear una comisión bilateral que acabase con el conocido como "paraíso fiscal" de la Comunidad de Madrid.

Rufián defendió la necesidad de acabar con el "dumping fiscal de la Comunidad de Madrid", medida que supondría una importante subida de impuestos a los ciudadanos madrileños, sobre todo en impuestos como el de Patrimonio.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En definitiva, el acuerdo entre el independentismo catalán y el Gobierno de coalición de PSOE y Podemos es acabar con las principales ventajas fiscales de Madrid que convierten a la región presidida por Isabel Díaz Ayuso en una de las más atractivas a la hora de invertir.

La política fiscal de Madrid también ha sido utilizada por el Gobierno de España para hacer un ejercicio de oposición frontal contra Isabel Díaz Ayuso. El pasado mes de febrero, durante la campaña de las elecciones catalanas del 14 de febrero, la por entonces portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, acusó al Gobierno de Ayuso de desatar una "fuga de capitales"desde otras comunidades hacia Madrid por su posición fiscal.

Este mismo jueves, la ministra de Hacienda se ha pronunciado al respecto, rechazando que haya "islas fiscales" en España, en referencia a Madrid, "que, por el efecto capitalidad, hace que se atraiga una mayor inversión, un mayor volumen de renta, una mayor capacidad recaudatoria, a la que no tienen acceso otras comunidades autónomas".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo