COPE

Las sombras del 'caso Ghali' cercan al Gobierno: ¿quién permitió su entrada ilegal en España?

Según ABC, González-Laya estaría dispuesta a declarar ante el juez que fue Sánchez quien autorizó la entrada del líder del Frente Polisario

Las sombras del caso Ghali cercan al Gobierno: ¿quién permitió su entrada ilegal en España?

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 09:55

El líder del Frente Polisario Brahim Ghali aterrizó en España de forma clandestina el pasado 18 de abril en la base militar de Zaragoza para ser trasladado en ambulancia a un hospital de Logroño, donde se le trató de coronavirus. El Gobierno admitió la entrada del líder revolucionario con nacionalidad e identidad falsas y sin detenerle pese a encontrarse en busca y captura y tener una causa pendiente por delitos de terrorismo y genocidio en la Audiencia Nacional.

Su entrada en el país provocó una crisis diplomática con Marruecos, que respondió aumentando la presión migratoria y dejando a miles de compatriotas literalmente abandonados a su suerte. El dirigente saharaui abandonó España, casi dos meses después, en la madrugada del 2 de junio, después de declarar desde el hospital por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por una querella presentada en 2008 por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh) que se activó cuando Ghali llegó a España. Tras prestar declaración, Pedraz no le impuso medidas restrictivas y Ghali pudo abandonar el país. El 29 de junio, el magistrado de la Audiencia Nacional archivó el caso.

Tres meses después, el caso Ghali vuelve a reactivarse. El juez del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza ha citado, en calidad de investigada, a la exministra socialista Arantxa González Laya. La acusación popular solicitó la declaración de la exministra después de que el exjefe de Gabinete de su Ministerio, Camilo Villarino, admitiera ante el propio juez que recibió instrucciones de la exministra para facilitar la entrada en el país de Gali.

Pero, ¿fue Laya realmente quien autorizó la entrada de Ghali en España? En su relato de los hechos antes el juez, Villarino insistió en que la decisión no fue únicamente de su 'jefa'. El domingo 18 de abril, según su testimonio, la ex ministra contactó con él. "Me pregunta si puedo hablar con ella. Le llamo por una línea segura. Me dice que se ha tomado la decisión de admitir a Brahim Ghali por esas razones humanitarias en España. Y a continuación me da una serie de indicaciones e instrucciones", detalló al juez.

"La ministra me dice entonces que se ha decidido, no me dice quién lo ha decidido -me lo puedo imaginar, pero entonces entramos en el terreno de la especulación-, me dice que se ha decidido admitir a Ghali en España y me pide que me encargue de la instrumentación logística", "Se toma la decisión, ¿pero la había tomado ella? ¿La tomó ella la decisión le dijo?", preguntó el juez. Villarino respondió: "Me dijo que se había tomado la decisión. No creo que fuera ella sola por sí y ante sí. El Gobierno no es un reino de taifas". En el escrito en el que pide que testifique también Carmen Calvo por este asunto, la acusación popular apunta que la decisión se habría alrededor del 15 de abril en un "consejillo de ministros" en el que habrían participado, además de Pedro Sánchez, los ministros implicados: los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, la propia Laya y los titulares de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Defensa, Margarita Robles, "los necesarios en un asunto de esta entidad".

Villarino no da nombres, pero sí añade ante el juez que Laya le facilitó contactos de la Presidencia de La Rioja y en Argel y le indicó que fuera “discreto y reservado”, ya que había que valorar el impacto de la noticia en un país que no había sido informado, en evidente alusión a Marruecos. Teóricamente, Ghali iba a entrar en España con un pasaporte diplomático argelino y acomapañado de su hijo, con algún tipo de carné de residencia. Sin embargo, el 22 de abril, Villarino se entera por la prensa de que Gali había sido hospitalizado con un pasaporte falso. El diplomático entregó en el juzgado copia del supuesto pasaporte de Gali con una fecha y lugar de nacimiento que no se corresponde a la realidad y de una tarjeta de su hijo expedida el 28 de mayo pasado; es decir, cuando ya se encontraba en España. Al abandonar el país en junio, Ghali no presentó documentación alguna a la Policía del aeropuerto de Pamplona. Cuando pasó el control de pasaportes, el líder saharaui reconoció a la Policía Nacional que no llevaba encima nada que pudiera identificarle.

¿Y cómo pudo Ghali pasar el control de llegada? El juez está esperando que Exteriores le remita todos los whatsapps que se intercambió el jefe de Gabinete de la ministra Laya con el Estado Mayor del Ejército del Aire, a través de los cuales se ordenó el acceso de Ghali sin pasar por el control de aduanas. En la respuesta que remitió al juzgado el pasado 22 de junio, el general Ortíz-Cañavate reconoció que la base aérea de Zaragoza dispone “de un procedimiento operativo por el cual los pasajeros de aeronaves extranjeras procedentes de países fuera de la zona Schengen deben pasar el control de pasaportes, acción que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el aeropuerto civil”, pero que “en este caso [el avión que traía a Gali], no se siguió el procedimiento habitual debido a la orden recibida del Estado Mayor del Ejército del Aire”.

A su vez, el segundo jefe del Estado Mayor del Aire, el teniente general Fernández Sánchez, reconoció que fue él quien dio instrucciones al jefe de la base para que se eximiera a los pasajeros del vuelo en el que venía el líder del Polisario de pasar el control de pasaportes, por indicación del jefe de Gabinete de la ministra de Asuntos Exteriores. Villarino reconoció al juez que el segundo jefe del Estado Mayor del Aire le preguntó si querían (el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) “que se hiciera trámite de aduanas o inmigración”. “Quien suscribe”, agrega el diplomático en su escrito, “le contestó que no era preciso, siendo esta respuesta perfectamente coherente tanto con la práctica establecida como con la legislación vigente aplicable”.

Villarino cesó tras la toma de posesión del nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y está a la espera de incorporarse a su nuevo destino como embajador en Moscú. Mientras, González Laya permanece oculta tras ser purgada por Sánchez en la crisis de Gobierno de julio. Según publica este miércoles ABC, la exministra está muy "decepcionada" con el presidente del Gobierno. "La ha dejado tirada (...) Se va a comer el marrón de Ghali", dice al diario una fuente cercana a la exministra. Desengañada, Laya estaría valorando contar al juez que el propio Pedro Sánchez avaló la llegada de Ghali y que sólo Margarita Robles se opuso adelantando la previsible reacción hostil de Marruecos. Siempre según esa fuente a ABC, Sánchez tomó la decisión final "con la máxima discreción para que no se enterara Marruecos".

[LÍNEA EDITORIAL COPE: La exministra González Laya, investigada"]

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar