CASO PROCÉS (Ampliación)

El fiscal apoyó ante el juez el permiso a Rull para ir a visitar a su hijo

La Fiscalía apoyó ante el juez de guardia de Manresa (Barcelona) que el exconseller Josep Rull pudiera salir de la cárcel de Lledoners para ir a visitar a su hijo hospitalizado, si bien el magistrado no adoptó ninguna decisión al concluir que la competencia recaía en el Tribunal Supremo.,El Tribunal Supremo estudiará si el permiso extraordinario de urgencia concedido a Rull la víspera del día de reyes por los servicios penitenciarios de la Generalitat, sin avisar previa

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:49

La Fiscalía apoyó ante el juez de guardia de Manresa (Barcelona) que el exconseller Josep Rull pudiera salir de la cárcel de Lledoners para ir a visitar a su hijo hospitalizado, si bien el magistrado no adoptó ninguna decisión al concluir que la competencia recaía en el Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo estudiará si el permiso extraordinario de urgencia concedido a Rull la víspera del día de reyes por los servicios penitenciarios de la Generalitat, sin avisar previamente al alto tribunal, fue irregular y, en su caso, determinar si existen indicios de delito en esta actuación.

En un auto del pasado 5 de enero, el titular del juzgado de instrucción número 4 de Manresa, que estaba en funciones de guardia ese día, detalla que, tras recibir un fax de la cárcel de Lledoners (Barcelona) en que le comunicaba la petición de Rull para obtener un permiso extraordinario, la Fiscalía informó favorablemente para que se accediera a su solicitud.

El juez, que no comparte la decisión de la Fiscalía, recibió la comunicación procedente del Centro Penitenciario de Lledoners a las 14.20 horas del pasado sábado 5 de enero , y lo trasladó a la Fiscalía, que en un informe apoyó que se accediera a la solicitud de Rull "por razones de urgencia" y en virtud del reglamento penitenciario.

En concreto, el ministerio público esgrimió los artículos 155 y 159 del reglamento penitenciario, mientras el juez en su auto se refiere al artículo 161.4, que establece que "en los supuestos de urgencia, el permiso extraordinario podrá ser autorizado por el Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo si hubiere lugar a ello, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida".

Además, el punto 3 de este artículo señala, según precisó el juez, que cuando se trata de internos preventivos "será necesaria, en todo caso, la autorización expresa de la Autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno".

En su escrito, el juez recordó que Rull, que está a la espera de ser juzgado por rebelión en el alto tribunal, se encuentra como interno preventivo en Lledoners "a disposición del Tribunal Supremo".

El juez insistió en su auto en que el reglamento establece que la concesión del permiso corresponde "en todo caso" a la autoridad judicial a cuya disposición se halle el interno, por lo que no era el juzgado de guardia de Manresa -el partido judicial al que corresponde el centro de Lledoners- sino el Tribunal Supremo "el competente para autorizar o denegar la autorización solicitada".

En su escrito, el juez recordaba no obstante que el Centro Penitenciario disponía "también" del procedimiento previsto en el artículo 161.4 del reglamento, "sobre el que este juzgado tampoco puede pronunciarse, al tratarse de una decisión gubernativa".

"No se comparte el contenido del dictamen emitido por el Ministerio Público", exponía el juez, que se remitió al artículo 159 del reglamento, que señala que los permisos podrán ser concedidos "previa aprobación, en cada caso" de la autoridad judicial correspondiente que, para Rull es, "sin ningún margen de duda", el Tribunal Supremo.

Por todo ello, el juez determinó que no había lugar a conceder ni dejar de conceder el permiso extraordinario solicitado por Rull, al no tener competencia para hacerlo "de conformidad con lo dispuesto en el artículo 161.4 del reglamento penitenciario".

Instituciones Penitenciarias de la Generalitat recibió la respuesta del juez a las 17.00 horas del sábado, ante lo que a las 17.18 horas Rull salió de la prisión con un permiso extraordinario para casos de urgencia, en virtud del artículo 161.4, para ser trasladado bajo custodia policial para ir a visitar a su hijo en el Hospital Sant Joan de Déu de Manresa (Barcelona).

Rull, para quien la Fiscalía pide 16 años de prisión por un delito de rebelión agravada con malversación, regresó a la prisión a las 19.20 horas, dos horas después de su salida.

En un "vis a vis" familiar en la prisión, el hijo de Rull cayó y sufrió una fuerte conmoción en la cabeza, que le produjo una pérdida de conocimiento, por lo que tuvo que ser hospitalizado.

Lo más