La Eurocámara activa el procedimiento del suplicatorio para Puigdemont, que durará meses

El caso se trata a puerta cerrada e incluye la posibilidad de que el afectado comparezca en una audiencia

Vídeo

 

@JLConcejero

Corresponsal en Bruselas

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:11

El Parlamento Europeo ha anunciado este jueves que comienza el trámite para retirar la inmunidad a Carles Puigdemont y Toni Comín y puedan ser juzgados por los delitos que tienen pendientes. En estos momentos ambos líderes independentistas no pueden ser juzgados ya que su condición de Eurodiputados impide que se sienten en el banquillo si no hay una autorización previa del Parlamento Europeo.

Esta mañana, en el pleno del Parlamento Europeo que se está desarrollando en Estrasburgo, la autoridad competente ha anunciado que el suplicatorio se pone en marcha y pasará ahora a la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Institución. Comienza un proceso que podría alargarse entre dos y cuatro meses y que terminará con una votación en el pleno del Parlamento.

El trámite del suplicatorio no es un juicio, simplemente es un proceso que tiene puesto en marcha el Parlamento Europeo para el buen funcionamiento de la institución y también para que los eurodiputados puedan ejercen su trabajo con garantías.

El PP Europeo, los socialistas y los liberales han anunciado su intención de respaldar el suplicatorio. Sumando las tres fuerzas políticas se consigue la mayoría suficiente para retirar la inmunidad a ambos líderes independentistas.

Es importante recordar que Carles Puigdemont y Toni Comín no dejarán de ser eurodiputados, simplemente podrán ser juzgados por el tribunal belga que lleva la Orden Europea de Detención y que suspendió el caso el pasado dos de enero.

Con esta decisión del Parlamento termina la primera semana de Puigdemont y Comín como Eurodiputados. Una semana que no ha sido fácil, es importante recordar que ambos continúan entre los diputados no adscritos porque por el momento el grupo de los Verdes han dicho que su incorporación genera problemas.

PUIGDEMONT NO ESTÁ PREOCUADO

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que no está preocupado por la activación del suplicatorio cursado por el Tribunal Supremo contra él y el exconseller Toni Comín, al tiempo que ha apuntado que están "preparadísimos" para afrontar los trámites de una solicitud en la que ve "motivaciones políticas".

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Eurocámara pocas horas después de que la institución activara el proceso del suplicatorio, Puigdemont también ha puesto en duda que el Tribunal Supremo sea el competente para emitir esta petición, ahora que ya no son diputados aforados del Parlamento, y se ha preguntado si el PSOE "va a votar como los fascistas de Vox".

"Cuando decidimos emprender este proyecto de candidatura europea, ya mucho antes de presentarla, ya teníamos una carpeta que se llamaba suplicatorio. Por tanto, estamos preparadísimos para este nuevo reto. Lo afrontamos conociendo cuál es el recorrido, cuáles son nuestros puntos fuertes y sabemos cuál va a ser la actitud de nuestros adversarios políticos", ha señalado.

Puigdemont ha afirmado que tiene "esperanzas" de ganar la votación del suplicatorio porque cuentan con "razones de fondo y de forma". En concreto, él y Comín argumentarán en el proceso que el Tribunal Supremo no es la autoridad competente para cursarlo porque ya no son aforados tras haber renunciado a su escaño en el Parlament catalán. "Las autoridades españolas lo pueden aclarar sin vacilaciones o ambigüedades. La autoridad competente que puede o que debe cursar el suplicatorio en el Parlamento Europeo es el Ministerio de Justicia y aquí no se ha recibido ninguna carta del Ministerio de Justicia", ha explicado. "Segundo, los diputados del Parlamento Europeo no somos aforados (...) Alguien se ha confundido ahí. La autoridad competente para poder emitir una orden de detención o pedir un suplicatorio no es el Supremo", ha añadido.

En su opinión, en España los defectos de forma lo son también de fondo porque "acaban violando derechos fundamentales". Preguntando entonces por qué entonces ha aceptado la Eurocámara tramitar el suplicatorio, Puigdemont ha dicho que "no puede hacer otra cosa": "No puede hacer ver que no ha recibido una carta, pero tampoco puede hacer ver que no ha leído nuestros argumentos", ha subrayado.

Lo más