Y después de la convención, ¿qué?

En el PP no ocultaban su satisfacción porque la cita les ha salido bien, ha servido para que los candidatos cogieran músculo

Convención Nacional del PP

GRAF1717. MADRID, 20/01/2019.- El presidente del PP, Pablo Casado, durante la clausura de la Convención Nacional del Partido Popular que se ha celebrado desde el viernes el Recinto Ferial IFEMA de Madrid. EFE/Chema Moya Chema Moya

@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:09

La Convención de este fin de semana ha servido para que los populares realizaran un ejercicio catártico, para que seis meses después del Congreso quedara claro que el partido está con Pablo Casado (aunque, a decir de algunos, “más que unidos, estamos juntos”).

En el PP no ocultaban su satisfacción porque la cita les ha salido bien, ha servido para que los candidatos cogieran músculo antes de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo, pero la pregunta que hay que hacerse es si el cónclave popular ha convencido a los españoles. Pablo Casado aseguraba que su intención en estos últimos meses era “coser al partido” y ahora tocaba “coser España”. Y al menos lo ha intentado, ha hecho un llamamiento al voto útil con un argumento: la fuga de votos de su formación no ha mejorado nuestro país, sino todo lo contrario, ha dado alas a los que quieren romper la nación, a los populistas y a los sectarios. Conclusión: el PP tiene que recuperar el 40 por ciento de los apoyos que ha perdido en los últimos años.

El dilema ahora es cómo hacerlo. Para Rajoy, hay que ser fiel a los principios sin caer en el sectarismo, sin ser doctrinarios. Para el nuevo líder del partido, el PP tiene que ser reconocible y no debe perder su identidad... Pero un dirigente popular advertía también en los pasillos de la convención: “De mucho te sirve tener principios, si no ganas elecciones”.

La Convención ha dejado claro también que Mariano Rajoy sigue contando con el cariño de los militantes, más si cabe que un José María Aznar que volvía a una gran cita de su partido después de cuatro años para ungir al nuevo líder y dejar claro que, ahora sí, apoya al Partido Popular. No obstante, algunos asistentes no olvidaban que el ex-presidente ha remado “a la contra en los últimos años.

La convención y la victoria andaluza han dado alas al PP. Juan Manuel Moreno se convertía en el héroe de la jornada de ayer por conseguir lo imposible, por haber podido llegar a la Junta. Y ahora, reconocía un dirigente andaluz entre risas, “todos nuestros candidatos son más altos, más delgados,y más guapos”. La organización hacía un hueco a Moreno en la clausura y él aprovechaba para dejar claro que esto no acaba en Despeñaperros, que la ola del cambio va a extenderse a muchos lugares de España (con permiso de Ciudadanos y Vox, eso sí).

Pero el momento de la verdad llega ahora, cuando se han apagado las luces de la fiesta, cuando se ha olvidado la nueva versión del himno y el nuevo logo del partido. Y es que, como decía la chef Julia Child, “una fiesta sin un pastel, es una simple reunión”. Hay que ver, pues, si la reunión de este fin de semana, culmina, al menos para el PP, con una porción importante del poder autonómico y municipal en nuestro país...

Etiquetas

Contenidos relacionados

Lo más