Boletín

Consultar a las bases: la solución de Podemos para situaciones incómodas

El partido de Iglesias lleva en los estatutos preguntar a la militancia en materia de gobierno, algo que utilizó hasta para el chalet de Galapagar

ctv-wdm-pablemos

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:34

Pablo Iglesias ha anunciado este viernes una consulta a las bases de Podemos sobre el posible gobierno de coalición con el que el secretario general del partido intenta convencer a Pedro Sánchez de cara al debate de investidura del próximo 22 de julio. Con ello, Iglesias busca presionar al presidente en funciones con un resultado previsible a favor del gobierno de coalición.

El texto incluye: “Para hacer presidente a Pedro Sánchez, es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos”. Según los estatutos de Podemos, una consulta vinculante puede convocarla “el/la secretario general, una mayoría simple del Consejo Ciudadano Estatal o un 10% de los inscritos o un 20% de los círculos validados”.

La primera gran batalla que ganó el líder de Podemos gracias a una consulta fue en febrero de 2017, cuando en la Asamblea Ciudadana conocida como Vistalegre II, Iglesias se reafirmó como líder del partido con el 89% de los votos en un momento de máxima discordia y en la que se cuestionaban sus tesis económicas por parte del sector errejonista. Tan bien le salió la jugada a la larga al secretario general de Podemos que, un año después y tras comprarse un chalet millonario en Galapagar, también lo llevó a consulta. Las críticas de sectores más puristas como el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'. La pregunta era directa: si a las bases no aprobaban la idea de que Iglesias y Montero vivieran en el chalet, dimitirían. Ganaron.

Más le costó a Iglesias utilizar el mismo recurso en el siguiente mes de enero, cuando Íñigo Errejón, que acababa de conseguir el 98% del apoyo para ser el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, anunciaba que se marchaba al proyecto de Carmena Más Madrid. La pregunta de si 'Podemos confluiría junto a Más Madrid a las elecciones regional' no se hizo a nivel nacional. Sí lo hizo Izquierda Unida, con resultado negativo. Las bases solicitaron, con más del 60% de los votos, que IU no acudiría al 26M de la mano de Podemos. El partido desoyó esta demanda y confluyó igualmente con la candidatura de Isa Serra.

Ya después de las elecciones, Ada Colau utilizó también el sistema de consultas para preguntar a las bases si formaba gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona junto a la candidatura de Jaume Collboni, eso sí, con el apoyo del partido de Manuel Valls. La propia Colau aseguraba que era un apoyo que le resultaba “incómodo”, pero que sus bases aprobaron.

Precisamente, una de las voces discordante cuando la consulta para el chalet, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha calificado la consulta de este viernes “como un insulto a la inteligencia”.

Lo más