Boletín

Un ciudadano alertó de la presencia del presunto asesino de la cirujana en Carabanchel

Había cambiado su fisonomía: se había cortado el pelo y la barba

Un ciudadano alertó de la presencia del presunto asesino de la cirujana

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:36

La llamada de un ciudadano, alertando de la presencia en el barrio madrileño de Carabanchel del presunto autor del homicidio de su pareja, la cirujana, María Pilar C.P., posibilitó su detención tras ser rápidamente localizado pese a que había cambiado su fisonomía: se había cortado el pelo y la barba. Una patrulla de seguridad ciudadana tras recorrer las inmediaciones, detectó la presencia del sospechoso, del que se había determinado su presunta participación en este crimen al poco tiempo de haber sido cometido.

La investigación se inició el pasado día 16 cuando agentes se personaron en el domicilio de la víctima y descubrieron su cuerpo sin vida en su domicilio del madrileño barrio de Tetúan. Integrantes del grupo de homicidios y de policía científica que iniciaron las primeras pesquisas las cuales permitieron determinar su presunta participación en los hechos.

Durante los días posteriores los agentes trataron de localizar al presunto autor por toda la ciudad de Madrid y en distintos puntos del territorio nacional. Según han informado a Efe fuentes policiales, los agentes implicados en la investigación se han recorrido todos los albergues de Madrid y han estado haciendo vigilancias por si aparecía.

Finalmente a las 20,30 horas de la tarde de ayer pudo ser localizado y detenido en la calle Marcelino Camacho número 40 por una patrulla de los Grupos de Atención al Ciudadano (GAC), después de haber recibido una llamada de un ciudadano a través del 091 sobre su posible ubicación en el barrio de Carabanchel.

Las fuentes han señalado que el presunto homicida, Tomás J.R., que se encuentra en dependencias de la Comisaría de Tetúan, permanece "tranquilo" desde el arresto y está a la espera de ser puesto a disposición judicial. Las fuerzas de seguridad buscaban a este sospechoso desde el día del crimen, el pasado viernes, después de que un amigo suyo alertase a la Policía y facilitase a los agentes la dirección de la vivienda de la víctima, que tenía un hijo menor de edad.

María Pilar C.P., de 49 años, que apareció en su vivienda con golpes y heridas de arma blanca, figuraba desde noviembre pasado en la base de datos de VioGen, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia machista en el que se evalúa el riesgo de las mujeres. Asimismo, según fuentes policiales, el ahora detenido había sido denunciado el mismo día del crimen por su exmujer en un una comisaría de Alicante por enviar amenazas a través de WhatssApp. En lo que va de año, 40 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas.

Lo más