Casado responde a las palabras de Santamaría en COPE: "Yo no creo en cuotas"

El candidato asegura que su rival se equivoca "a la hora de hablar de señoras y señores o de que ya es hora que haya una mujer presidenta del Gobierno"

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:26

Pablo Casado apenas ha tardado unos minutos en responder a las palabras de Soraya Sáenz de Santamaría, su rival en las primarias del PP, durante su entrevista en 'Herrera en COPE'. La exvicepresidenta del Gobierno ha recordado a Carlos Herrera que ella ganó en la mitad de las circunscripciones (30) en la primera vuelta de las primarias mientras que su rival lo hizo en sólo 14. "Casado confunde las sumas. Ahora estamos con los compromisarios y quien haya votado a Dolores no tiene por qué coincidir con el plantemiento de Casado, que es otro perfil bastante diferente. Eso de dividir a señoras para ver si yo encuentro hueco no me gusta", ha dicho. La exvicepresidenta cree además que España necesita que una mujer sea la próxima presidenta del Gobierno. "La igualdad de oportunidades hay que practicarla hasta el final. Me siento orgullosa de que el PP sea el primer partido cerca de tener una mujer candidata a la presidencia del Gobierno. Daríamos un paso importante en las políticas de igualdad. El 63% de los afiliados han votado a una mujer en nuestras primarias", ha explicado.

Estas palabras han tenido una rápida respuesta de Casado. En su entrevista en 'Los desayunos de TVE', el otro candidato a liderar el PP, ha asegurado "En este país nos estamos equivocando a la hora de hablar de señoras y señores o de que ya es hora que haya una mujer presidenta del Gobierno. Yo no creo en las cuotas o diferenciación por género. Tiene que haber una presidenta del Gobierno, cuando lo decidan los españoles, pero no por su género sino porque sea la adecuada. Como ha habido presidentas de Comunidades Autónomas. Yo no voy a comprar el discurso de la izquierda de colectivizar la sociedad", ha dicho. 

En contraste con las buenas perspectivas del equipo de Santamaría, Casado se ha mostrado hoy convencido de que ganará, porque ha echado sus cuentas y "van muy bien" con un apoyo estimado de alrededor de dos mil compromisarios, entre ellos cerca de la mitad de los que acudirán al congreso extraordinario desde Andalucía. "Tengo muy buenas vibraciones", ha afirmado. Ha destacado que los afiliados y compromisarios del partido piden un cambio de etapa "respetuoso, pero no continuista" y ha defendido la legitimidad de los últimos para poder elegir al presidente del partido.

Pese a las presiones que, según dice, ha recibido para que haya un candidato único, ha reiterado que llegará hasta el final y que no aceptará una integración que "va contra las normas y el sentir mayoritario de quienes han votado sabiendo que había una segunda vuelta". "Yo hablaré de integración, pero solo cuando termine el proceso", ha advertido Casado, que ha insistido en que es evidente que "el aparato" del partido no está con él. Ha asegurado, además, que tras su candidatura no están ni José María Aznar ni Mariano Rajoy, que están manteniendo una neutralidad "impecable".

Respecto al debate público que ha propuesto con la otra candidata, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado que acatará lo que decida el comité organizador del congreso y que, según ha dicho, no parece que finalmente vaya a celebrarse. "No pasa nada", ha señalado, ya que entiende que al menos los medios de comunicación dejan la oportunidad de debatir, "aunque no simultáneamente".

Sobre los incidentes de ayer en Pamplona, ha señalado que no solo les abuchearon sino que salieron bien "de milagro", pero ha advertido de que "ningún batasuno ni ningún proetarra" les van a callar.

Lo más