La británica se quejó de haber “muchos españoles” en Benidorm: “La gente me llama racista”

“Nunca dije que los españoles deberían irse a otro hotel, solo que ese hotel no se preocupaba de los turistas ingleses. Se ha sacado todo de contexto”

La británica que puso una queja en Benidorm: “La gente me llama racista”

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 18:36

En una entrevista concedida al medio ingles Mirror, la protagonista de la historia ha señalado que estas declaraciones le han cambiado la vida porque “es todo una sarta de mentiras” y ha explicado, según ella, lo que verdaderamente sucedió: “Nunca dije que los españoles deberían irse a otro hotel, solo que ese hotel no se preocupaba de los turistas ingleses. Se ha sacado todo de contexto”.

Freda no niega las críticas, pero “no a los españoles”. Todo tiene que ver con la agencia con la que contrato su estancia en Benidorm. “Pedí un hotel en la zona nueva, cerca de las tiendas y en liso, pero me dieron un hotel en la zona vieja, subiendo colinas y lejos de todo", ha señalado Jackson, que esta misma semana ha sido operada de artritis en una rodilla.

La familia y sus amigos la apoyan  

Su nieta Lindsey ha mostrado el rechazo a las informaciones que se han difundido sobre la decisión de su abuela: “Todo el mundo se estaba riendo de ella”, reiteró Lindsey, que desveló que fueron ella y su pareja quienes redactaron la queja de Freda.

Su compañera de viaje, de la cual se desconoce su identidad, también defiende a Freda. Según ha afirmado al Mirror, “Las vacaciones se estropearon desde que llegamos a Benidorm” y también ha señalado que sus declaraciones se han exagerado de forma desproporcionada. “Freda es una mujer encantadora y es triste la forma en la que la están tratando, incluso la han amenazado online”. Por su parte la empresa de viajes ha confirmado que, debido a un error, cambiaron las fechas del viaje sin avisar con poco margen de maniobra, y por eso han ofrecido una compensación de 75 libras a Freda y su compañera.

Etiquetas

Lo más