• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Así es la prisión de 'La Santé', donde está recluido Josu Ternera

Celdas con ducha, televisor, nevera, caja fuerte, teléfono fijo y una placa de inducción

ctv-sym-prision

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:17

La prisión de la Santé, en la que el etarra Josu ha sido recluido para empezar a cumplir los ocho años de prisión a los que ha sido condenado en Francia, es una de las prisiones de máxima seguridad y más moderna del país vecino.

La Santé, situada en el distrito 14, en pleno corazón de París, entre el Boulevard Arago y las calles de la Santé, Jean Dolent y Messier y a solo a cuatro manzanas de los Jardines de Luxemburgo considerados los más bonitos de la capital francesa, tiene una historia que se remonta a siglo y medio, pero después de permanecer cerrada cuatro años para remodelarla, en febrero de 2019, fue reabierta, convertida en una prisión de alta seguridad sí, pero también con una serie de comodidades que la convierten en una prisión de lujo.

La mitad de las celdas, de entre 8,20 y 9,40, son individuales. Todas las celdas tienen una ducha, una nevera pequeña, un televisor, una caja fuerte, un teléfono fijo de pared e incluso, una placa de inducción.

ctv-r8t-refugio

Durante la reinauguración, Christelle Rotach, la directora de esta prisión, justificó esos lujos inéditos en las prisiones francesas, diciendo que es un intento de hacer más cómoda la vida de los reclusos y en el caso concreto del teléfono fijo, que solo pueden utilizar previa autorización, explicó que es una cuestión de seguridad para evitar tener que desplazar a los reclusos cuando reciben llamadas de sus abogados o las autorizadas a sus familias.

La Santé ha establecido, por contra, un sistema de interferencias e inhibición de frecuencias para hacer imposible el uso de teléfonos móviles en la prisión.

Más de 380 supervisores de prisiones y 700 cámaras, completan la seguridad de esta prisión con capacidad para más de mil reclusos y que cuenta con 45 celdas de alta seguridad para los más radicales y conflictivos.

Ese es, de momento, el entorno carcelario en el que Ternera cumplirá ocho años de prisión en Francia, a menos que, en el plazo de diez días contados desde ayer, decida solicitar un nuevo juicio en cuyo caso, tendría que permanecer en prisión hasta que hubiera nueva sentencia.

Lo más