COPE

Así comunican los psicólogos de la AVT a las víctimas de ETA el acercamiento de presos: "Se ven abandonados"

El 30% de los familiares contactados necesitan un seguimiento psicológico posterior

ctv-f1x-2018122116092453656
Juan Baño

Jefe de Interior de COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:47

“No quisiera tener que volver a ver tu teléfono en mi móvil”. El comentario, aunque no lo parezca, va cargado de agradecimiento. Muestra, resignadamente, el rechazo y hasta el temor de una víctima del terrorismo al confirmar que la última llamada que ha recibido es para comunicarle que, en unos minutos, se hará publica una noticia que revive el momento más delicado de su vida: el terrorista que asesinó a su ser querido va a ser trasladado a una prisión más próxima a su domicilio o va a progresar en su grado penitenciario. “Cualquier modificación que implique una mejora para el preso, la víctima lo entiende, por lo general, como una especie de beneficio, de premio”, advierte Natalia Moreno, doctora en psicología y gerente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

“Shock, tristeza, enfado... todos muestran una sensación de injusticia y hasta de abandono”. Es la reacción emocional que experimenta el familiar de la víctima en el momento de la comunicación, según la experiencia de esta psicóloga. Algunos lo viven “como una revictimización”, algo que sí se daría, desde luego, “si el familiar se enterara de la novedad por la prensa”, afirma Cristina Cuesta, directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco.

La primera respuesta a la noticia varía: desde quienes parecen estar esperándolo (“no me digas más: que le han acercado”) a quien contesta resignado “lo imaginaba” o rompe a llorar desconsoladamente. Éste último fue el caso de una mujer que había perdido a su hermano en un atentado en el año 1995. Varios miembros de ETA están condenados por el crimen.

Los seis psicólogos y tres trabajadores sociales de la AVT eligen previamente la persona a llamar: cercanía máxima a la víctima, expediente psicológico, edad... “A los mayores de 80 años no se les suele llamar por el posible impacto, se avisa a otra persona. Normalmente son los hijos los que dan la novedad a los padres”, dice Natalia.

El 30% de las víctimas necesitan seguimiento psicológico

El 30% de los 70 familiares a los que hasta ahora ha comunicado la asociación de víctimas el acercamiento de un preso de ETA precisa un seguimiento psicológico posterior. La AVT elabora desde el pasado 7 de julio, con motivo de la progresión de grado del etarra Sebastián Echaniz, un informe detallado sobre cada víctima afectada por estos traslados con observaciones, respuesta emocional y, si es el caso, seguimiento posterior.

El Ministerio del Interior informa cada semana a la AVT y al resto de asociaciones del terrorismo sobre los acercamientos y progresiones de grado que se van a hacer publicas en el espacio de una hora. Mientras la asociación que dirige Maite Araluce se queja del poco tiempo de que disponen para avisar a todos los familiares afectados, Consuelo Ordóñez, del Colectivo de Victimas en el País Vasco (COVITE) afirma que “Marlaska es el primer ministro que comunica esos acercamientos, cumpliendo con una labor de transparencia e información”.

El departamento jurídico de la AVT busca el atestado, con la identificación de las victimas mortales de cada terrorista y se da traslado al equipo psico-social que se encarga de localizar y dar la noticia a los familiares en llamadas que suelen durar entre diez y veinte minutos. En algunos casos, sobre todo en los seguimientos posteriores, se establece la comunicación mediante videollamada.

Muchos de estos condenados han sido verdugos de varias víctimas y algunas lo son de varios criminales. Es el caso de un padre, rayando los 80, que acaba de recibir esta semana la llamada maldita de la AVT para comunicarle que quien asesinó a su hijo, a finales de los años 90, va a ser trasladado a una prisión más próxima a casa. Hacía poco mas de 15 días que el teléfono ya había sonado para informarle del acercamiento de otro de los integrantes del mismo comando. “Quedó tan tocado que hay que seguir pendiente de él”, comenta Natalia mientras revisa su ficha.

Algunos han recibido hasta tres llamadas por el traslado de otros tantos etarras. También hay atentados en los que 3 o 4 familias cuentan con más de una decena de muertos. Es el caso de las 11 victimas mortales de la casa Cuartel de Zaragoza. Solo la familia Pino sufrió tres asesinatos.

El psicólogo da la noticia pero no la solución

“El psicólogo da la noticia pero no la solución”, añade Natalia. “Nos convertimos en un apoyo al desahogo enmedio de la sensacion de impotencia de la víctima”. Y es que desde que se iniciaron las novedades penitenciarias semanales del gobierno de Pedro Sánchez sobre los reclusos de la banda terrorista, la AVT contabiliza 93 acercamientos, entre ellos hay 23 presos que acumulan 106 muertos a sus espaldas. Ya no hay reacción de sorpresa ante estas noticias.

Lo que no ha oído la responsable del departamento psico-social de la AVT es un plan de venganza: “Nunca he escuchado a lo largo de mi trabajo con las víctimas un sentimiento genuino de venganza. Nunca”.Sobre el perdón que varios de estos terroristas manifiestan pedir a través de un formulario, afirman los psicólogos de la asociación que “las victimas lo viven de una manera muy individual. Me parece perfecto -dicen muchos-. Pero eso no les debe de llevar a obtener un beneficio.” Es como ven el traslado de su verdugo muchos de ellos, más cuando no hay noticia de que ninguno de estos internos haya mostrado su voluntad de colaborar en el esclarecimiento de los múltiples crímenes de la banda pendientes de resolver.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar