Ábalos rechaza que la condena de los ERE “afecte” al PSOE o al Gobierno

El secretario de Organización socialista ha subrayado que Pedro Sánchez era “como mucho concejal en Madrid” cuando se produjeron los hechos

ctv-ojc-abaloz

COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:16

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha subrayado hoy que la sentencia condenatoria por el caso de los ERE en Andalucía "no afecta ni al actual Gobierno ni a la actual dirección del PSOE".

En una comparecencia en la sede del PSOE en Ferraz, Ábalos ha dicho hablar en nombre del partido y del Gobierno para subrayar el "absoluto respeto" hacia esta sentencia que ha condenado a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán y que "no puede dejar indiferentes a los socialistas" por ser "muy dura".

Pero también ha recalcado que los hechos juzgados se produjeron entre 2001 y 2009, cuando el presidente en funciones y líder socialista, Pedro Sánchez, fue como mucho concejal en el Ayuntamiento de Madrid, y ha dicho también que espera que se cierre la "ceremonia de confusión" orquestada por el PP para "tratar de desviar" la "corrupción estructural y sistémica" de ese partido.

Ábalos ha recalcado que ninguno de los condenados ocupa ya cargo alguno porque todos lo abandonaron, y tampoco están afiliados ya: Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Gaspar Zarrías renunciaron a sus escaños en 2013 y dejaron el partido con la apertura del juicio oral, de forma que el partido "depuró las responsabilidades políticas".

Ha admitido que el fallo no puede dejar indiferente al PSOE porque afecta a personas que en su día tuvieron "importantes responsabilidades institucionales y orgánicas". Pero ha insistido en que se trata de un caso que ha sido esgrimido "continuamente y abusivamente por el PP" para desviar la corrupción "sistémica" de su propio partido.

Cree que se puede ahora por eso "dar carpetazo" a esa "ceremonia de la confusión de las derechas", porque ha insistido en diferenciar este caso del caso Gürtel, en el que el PP "sí fue condenado por lucrarse con la trama de Bárcenas y Correa". "El PSOE no ha sido nunca ni tan siquiera investigado en el caso de los ERE", ha insistido Ábalos, quien por eso ha señalado que éste "no es un caso del PSOE sino de antiguos cargos de la Junta".

También ha señalado que no se atribuye enriquecimiento ilícito a los condenados, "al contrario de lo que sí pasó con el PP", y el PSOE "nunca trató de ocultar este caso ni arremetió contra los jueces ni trató de comprar el silencio de ningún inculpado como sí hizo el PP, y desde luego no destruyó ninguna de las pruebas que pueden afectar a este caso, todo lo contrario".

Lo importante no es tener que presenciar hechos de este carácter tan lamentable sino como reaccionamos ante los mismos, y eso es básico y fundamental, si tratamos de extirparlo de la vía pública o si pretendemos contemporizar con ello o encubrirlo o minusvalorarlo".

Ábalos ha dedicado la mayor parte de su comparecencia a subrayar que el PSOE actuó "con rotundidad" ante este caso, dirimiendo responsabilidades políticas, en contra de lo que hizo el PP en el caso Gürtel.

En el turno de preguntas, Ábalos ha replicado a la crítica del portavoz de Justicia de Ciudadanos, Edmundo Bal subrayando que este lleva poco en el partido naranja y "seguramente no se acuerda" de que gobernó con el PSOE tres años en la Junta "cuando ya se sabía esta cuestión y ni siquiera estaban acotadas las responsabilidades como ahora".

Pero sobre todo ha insistido en criticar al PP y a su líder, Pablo Casado, cuyas palabras sobre la sentencia "rayan la hilaridad".

Ábalos ha dicho que es absurdo que Casado haga su crítica cuando "perteneció al Gobierno de Esperanza Aguirre" en Madrid, aunque el líder del PP nunca ha ocupado un cargo en dicho Ejecutivo autonómico.

El secretario de Organización del PSOE, en cualquier caso, ha dedicado la mayor parte de su comparecencia a criticar al PP por "encubrir" a su extesorero Luis Bárcenas o facilitar su indemnización en "diferido", entre otra "serie de tramas" para tapar su corrupción.

Ha dicho, además que lo importante es "no banalizar" la corrupción "venga de donde venga" con tal de "buscar la impunidad".

Y ha vuelto a criticar al PP por negar su responsabilidad en Gürtel y decir incluso que había una "causa general contra el Partido Popular" cuando el PSOE, por el contrario, se ha pasado "diez años conviviendo" con los hechos del caso de los ERE.

Ahora, ha concluido, "afortunadamente ya hay sentencia" y se pone "punto y final" a la "propaganda" y explotación" del PP con este asunto como "elemento compensatorio para sus tramas de corrupción".

Lo más