Boletín

ELECCIONES PACTOS NAVARRA

Las llamadas al acuerdo se suceden entre quienes aspiran a gobernar Pamplona

Las llamadas al acuerdo se suceden entre quienes aspiran a liderar el Ayuntamiento de Pamplona y así el candidato de Navarra Suma ha pedido al PSN que se abstenga y el de EH Bildu ha trasladado a PSN y Geroa Bai una propuesta para formar un gobierno alternativo, mientras los socialistas rechazan ambas e insisten en su propia candidatura. ,A Navarra Suma (13 concejales) le bastaría la abstención del PSN para hacerse con la alcaldía como la lista más votada, mientras que l

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:17

Las llamadas al acuerdo se suceden entre quienes aspiran a liderar el Ayuntamiento de Pamplona y así el candidato de Navarra Suma ha pedido al PSN que se abstenga y el de EH Bildu ha trasladado a PSN y Geroa Bai una propuesta para formar un gobierno alternativo, mientras los socialistas rechazan ambas e insisten en su propia candidatura.

A Navarra Suma (13 concejales) le bastaría la abstención del PSN para hacerse con la alcaldía como la lista más votada, mientras que la formación de cualquier gobierno alternativo requiere los votos de EH Bildu (7), PSN (5) y Geroa Bai (2).

Las posiciones de EH Bildu y del PSN contrarias en ambos casos a dar sus votos al candidato de la otra fuerza para conformar una alternativa a Navarra Suma, apuntan a la posibilidad de que la plataforma integrada por UPN, Ciudadanos y PP y liderada por el regionalista Enrique Maya se haga con la alcaldía como la lista más votada.

EH Bildu ha trasladado a PSN y Geroa Bai un documento con las bases para explorar, a través de "un diálogo sincero, sin exclusiones y sin líneas rojas", una posible vía de entendimiento para llegar a acuerdos que permitan configurar una alternativa de gobierno a Navarra Suma, liderada por Joseba Asiron.

En ese intento de formar un gobierno alternativo se ha encontrado ya con el rechazo del PSN a sentarse a negociar y acordar nada con EH Bildu, lo que imposibilita que esa opción pueda salir adelante, pese a lo que Asiron ha asegurado que mantendrá su candidatura e intentará llegar a un acuerdo hasta el último momento.

El candidato de EH Bildu se ha preguntado "qué es lo que realmente impide que se puedan sentar con el PSN", más allá "de unos vetos que no parten de Pamplona, que vienen de fuera, que la gente no entiende" y que "obedecen a un concepto sectario de la política", puesto que, según ha remarcado, a lo largo de la legislatura sí ha sido posible llegar a acuerdos.

Al mismo tiempo ha descartado "absolutamente" que pueda ocurrir lo que sucedió en 1979 cuando los votos abertzales hicieron alcalde al socialista Julián Balduz, es decir su grupo no va a apoyar la candidatura de Maite Esporrín, por lo que la opción de un gobierno alternativo liderado por la socialista también quedaría descartada.

"Nosotros seguimos con la idea de presentarnos si no hay ninguna otra variación", ha dicho la candidata socialista, lo que supone que se votará a sí misma.

Esporrín ha confirmado que sigue firme en su idea de optar a la alcaldía y por ello ha rechazado tanto las invitaciones formuladas por NA+ y EH Bildu para explorar un posible acuerdo.

Tras recordar que "si ninguna de las personas que se postulan obtiene una mayoría, acaba siendo alcalde o alcaldesa la lista más votada, que en este caso es la de Navarra Suma", ha apuntado que eso ocurrirá si EH Bildu o Geroa Bai, o ambos, deciden no apoyarle, "pero no porque haya ninguna directriz del PSOE en ese sentido", ha aclarado para rechazar que los socialistas vayan a "entregar" la alcaldía a Maya.

Por su parte Maya ha pedido al PSN que reflexione y que el próximo sábado no se vote a sí mismo, ya que si los socialistas no se abstienen estarían dejando la decisión final en manos de EH Bildu y eso limita muchas posibilidades de acuerdo.

Si los socialistas se abstienen se podrá llegar a cualquier tipo de acuerdo, ha indicado.

Lo más