Boletín

Lluvia de acusaciones de Sánchez contra el PP antes del debate: "roba, miente y espía a adversarios"

El presidente del Gobierno asegura que acudirá a los dos debates electorales con una estrategia "de guante blanco"

Lluvia de acusaciones de Sánchez contra el PP antes del debate: roba, miente y espía a adversarios

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:56

El candidato del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este viernes concentrar el voto en su partido para aspirar a "representar a la buena gente" y frenar a "las tres derechas" encabezadas por un PP que se ha financiado irregularmente, "roba", miente, insulta y "espía a adversarios políticos".

"La buena gente lo que no hace es robar, la buena gente no roba, no miente, no insulta, no espía. Del PP sabíamos que había gente en su dirección que se enriquecía, y son tan españoles que decidieron quedarse con el dinero de los españoles en su bolsillo, y sabíamos que la corrupción del PP era robar y financiarse irregularmente", ha remarcado el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno durante su acto de Santander, con el que ha cerrado la jornada. Sus ataques al PP han continuado al recordar que dirigentes de este partido, estando en el Gobierno que presidía Mariano Rajoy, "utilizaron una minoría muy minoritaria de policías corruptos para ocultar pruebas en causas judiciales y espiar a adversarios políticos". 

Acto seguido, Sánchez ha proclamado que con la moción de censura, "las cloacas del Estado salieron por la alcantarilla". Y "unos y otros" (en ningún momento ha dado nombres) "pagarán con todas las consecuencias" porque "no puede haber impunidad para hechos tan graves".

En el día en que se ha resuelto el embrollo de los debates televisados de la campaña, el líder del PSOE ha mencionado de pasada el asunto, pues sobre ello habló horas antes, pero ha subrayado que irá el lunes a RTVE y el martes a Atresmedia a plasmar una estrategia "de guante blanco", basada en las prioridades de su proyecto para España: la justicia social, la defensa de la convivencia territorial y la limpieza de corrupción. Ha reprobado que le critiquen por "instrumentalizar" las instituciones cuando las que la instrumentalizaron fueron "ellos" al usar "los resortes del Estado en su beneficio espurio y robar".

Sánchez ha recuperado en varias ocasiones, durante su intervención, la moción de censura que le aupó a la Presidencia del Gobierno, y lo ha hecho para recordar que la Constitución la regula en su artículo 113, para considerarla causa de que las "cloacas del Estado" ya no estén operando y para remarcar que lo que persiguió no fue "ningún pacto oscuro" con fuerzas independentistas, sino acabar con "la corrupción del PP".

Por todo ello, el candidato socialista ha advertido de que si "el bloque de la involución" suma mayoría parlamentaria suficiente el 28 de abril, "volverán los recortes y la desigualdad". "Queremos representar a la buena gente, a quienes no dejan al pairo a los demás, y por eso defendemos una España en la que quepamos todos", ha sentenciado. Su modelo de país es la antítesis de la que "se circunscribe a la España de Colón", la que PP, Ciudadanos y Vox, en palabras del presidente del Gobierno, ofrecieron ese día con la finalidad de "darse golpes en el pecho por una España en la que sólo acaben ellos".

Superado el ecuador de la campaña, y aunque quedan los días a priori decisivos para que se decante un alto porcentaje de votantes, Sánchez ha enfatizado que el PSOE está "muy cerca" de una mayoría parlamentaria que permita a los socialistas gobernar con dependencia "sólo" de sus propias fuerzas. Por ello, en "estos últimos metros de la carrera", el candidato socialista ha pedido a sus votantes y a los que pueden serlo "no bajar el ritmo".

Lo más