El salario medio en España sube a los 1.944 euros brutos, un 2,9% más

Sin embargo el 30% de los trabajadores, casi 5 millones, no llega a los 1.260 euros, según Estadística

El salario medio en España sube a los 1.944 euros brutos, un 2,9% más

 

Joaquín Vizmanos
@jmvizmanos

Jefe de Economía de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:33

El salario medio en España volvió a crecer en 2018, hasta los 1.944 euros brutos al mes. Supone un incremento de 55 euros, el 2,9%. Se trata del mayor de la última década. Los sueldos ganaron poder adquisitivo porque la inflación cerró el pasado ejercicio en el 1,2%.

Los datos que ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística revelan importantes diferencias. Para empezar podemos dividir a los trabajadores en tres grandes grupos. El salario del 30%, 4,8 millones, no llega a los 1.260 euros. Otro 40%, 6,48 millones -el más numeroso-, cobra de 1.260 a 2.187 euros. El 30% que resta, los más afortunados, ganan más de 2.187 euros mensuales.

Las brechas salariales

Las cifras del INE revelan que las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores a tiempo parcial y los temporales presentan las remuneraciones más bajas.

Especialmente relevante es la llamada 'brecha de género'. El sueldo medio de los hombres escaló el año pasado hasta los 2.161 euros brutos al mes, mientras que el de las mujeres se tiene que conformar con 1.708 euros, 453 euros menos. Por tanto, la brecha se sitúa por encima del 20%. En los salarios altos, el 35% de los hombres ingresa más de 2.187 euros frente al 24,5% de las mujeres. En los bajos, el 41% de las mujeres gana menos de 1.260 euros, frente al 19,7% de los hombres. Estadística justifica este desigualdad en que “las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres”.

De hecho, más elevada que la brecha de género es la que existe entre los trabajadores con contratos temporales frente a los indefinidos. El sueldo medio de estos últimos se situó en los 2.142 euros en 2018 y el de los eventuales, en los 1.389. En otras palabras, es una diferencia que supera el 50% o 753 euros menos al mes.

Los trabajadores más jóvenes se concentran en los salarios más bajos, mientras que de los mayor edad tienen un peso relativo mayor en las remuneraciones más. Se confirma además que, en general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. El 41,6% de las personas con nivel de estudios bajo (a lo sumo habían concluido la enseñanza obligatoria) tuvo en 2018 un sueldo inferior a los 1.260 euros.

Por comunidades autónomas, la mayor concentración de salarios elevados se observó en País Vasco (43,7% de asalariados con ganancias de al menos 2.187,2 euros mensuales), Navarra (39,9%) y Madrid (39,1%). En este tramo de salarios altos, las comunidades menos representadas fueron Canarias (19,4%), Extremadura (21,0%), Murcia y Baleares. (23,3%).

El sector energético, el que mejor paga

La actividad económica con mayor proporción de salarios elevados fue la rama de Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado. Supera al sector financiero. En el lado opuesto, la rama de actividad con menor remuneración correspondió a actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico.

Para elaborar esta estadística, el INE ordena a todos los asalariados -16.215.700 personas durante el año pasado- según la cuantía del salario mensual percibido y los divide en 10 grupos iguales, con el 10% de los trabajadores en cada grupo.

Lo más