¿Qué excusas ponen la aseguradoras para no pagarnos?

En España tenemos una norma que regula el sector de los seguros desde hace 110 años. Un seguro es un contrato: tomador y asegurador tienen obligaciones.

Un seguro es un contrato: tomador y asegurador tienen obligaciones.

  Un seguro es un contrato: tomador y asegurador tienen obligaciones.

  • item no encontrado

Redactora COPE 

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 03:45

Primera regla que hay que tener en cuenta siempre que firmas cualquier papel, más si es un contrato con derechos y obligaciones: leer la letra pequeña. Demasiado pequeña, pero de mucha entidad, porque en ella se "esconde" información tan importante como riesgos de recuperar o no lo invertido, por ejemplo, si es un seguro de vida; si paga fontanería, pintura y sanear el parqué si un grifo mal cerrado te inundó la vivienda cuando no estabas; si te cae una rama de árbol y te destroza la luna del coche aparcado en la calle... y podríamos seguir y seguir y seguir.

Letra muy pequeña que hay que leer, insistimos, antes de firmar para que cuando el incidente ocurra tengas claro qué puedes reclamar a tu aseguradora para que esta no se pueda escudar en que:

  • El documento que presentas contiene algún dato inexacto por lo que no te abonarán la indemnización. Otras veces te piden numerosa documentación e informes innecesarios, una estrategia para que el cliente se aburra y desista de seguir adelante con la reclamación.
  • Te falta de algún dato no has rellenado un formulario es otra de las razones para negarse a indemnizar. Un ejemplo muy común es que las aseguradoras denieguen la indemnización a los beneficiarios de un seguro de vida al alegar que el fallecido no declaró en el cuestionario médico alguna enfermedad previa.
  • Es "muy importante" como leemos en voyadefenderte.com, "conservar la póliza, realizar fotos que prueben los desperfectos y guardar las factura que hayan supuesto un coste superior al pactado previamente" para presentar reclamaciones sobre bienes y servicios que han sufrido desperfectos o que te han robado, porque hay ocasiones en las que "las compañías de seguros se escudan en cláusulas que no están destacadas en las condiciones de la póliza o que, incluso, no han sido aceptadas con el consumidor".
  • Otra estrategia que realizan las aseguradoras es tramitar la reclamación con muchísima lentitud. No tienen prisa en tramitar el parte o enviar al perito para que valore la incidencia. Es muy importante ante tal actitud, tener paciencia e insistir hasta que hagan caso. Algunas esperan que el cliente tenga prisa y lo arregle de urgencia, en este caso se escudarán para no pagar en que te has adelantado al peritaje.
  • No has pagado la prima del seguro, en la forma y plazo convenido con la aseguradora. El incumplimiento de esta obligación puede liberar a la compañía de su obligación de pagar el siniestro, conforme a las condiciones de la póliza respectiva.

  • Nunca suelen cubrir la muerte en conflictos armados: si el asegurado fallece en el transcurso de una guerra o conflicto similar, la compañía de seguros no abonará el capital asegurado.

  • Si eres aficionado a los deportes de alto riesgo hay que informar a la compañía que tiene pólizas especiales en estos casos como para los amantes del motociclismo o automovilismo, acrobacias aéreas, paracaidismo, submarinismo, montañismo a más de 3.000 metros...

Muy importante leer toda la poliza para tener claro los derechos a la hora de reclamar

Muy importante leer toda la poliza para tener claro los derechos a la hora de reclamar

¿Qué debemos tener en cuenta antes de contratar un seguro?

"Scientia potentia est" ("el saber es poder"), esta frase que se atribuye a Sir Francis Bacon la podemos emplear en todos los aspectos de la vida, a la hora de contratar un seguro, también.

Por ello informarnos de lo que vamos a contratar es fundamental. Informarnos, leer al detalle el documento antes de firmar e incluso indagar en distintas compañías para ver la que tiene más prestigio, la más cumplidora con sus clientes y sus compromisos y la que mayores garantías nos de en todos los aspectos que buscamos:

  • Es una obligación del tomador del seguro, es decir de nosotros, cuando vamos a contratar algún producto a una aseguradora, leer detalladamente y a conciencia los documentos que se nos presenten para comprender las características de los servicios ofrecidos.
  • Dejar claro y por escrito los riesgos que deseamos asegurar, con la finalidad de permitir a la Compañía de Seguros identificar el objeto asegurado y apreciar la extensión de los riesgos que va a asumir.
  • Cuidar los bienes asegurados para prevenir la ocurrencia del siniestro. No agravar o extender los riesgos asegurados.
  • Pagar la prima del seguro, en la forma y plazo convenido con la Compañía aseguradora.
  • Conservar los objetos dañados y tomar las medidas necesarias para salvar o recuperar el objeto asegurado o conservar sus restos.
  • Informar o denunciar el siniestro de inmediato, indicando sus causas, consecuencias y demás hechos que permitan a la Compañía de Seguros imponerse debidamente una vez ocurrido el suceso.
  • Realizar la denuncia del siniestro en la aseguradora de forma online o presencial y en el plazo previsto en la póliza.
  • Proporcionar oportunamente a la compañía de seguros o al liquidador de siniestros todos los antecedentes requeridos.

Las aseguradoras también tienen que poner de su parte. UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro) ha elaborado una Guía de buenas prácticas para que las aseguradoras informen de forma sencilla de sus productos y de las clausulas de los mismos.

"El seguro debe poner especial atención en la terminología que emplea a la hora de explicar las coberturas y servicios que presta a aquellos con los que se relaciona. Ya se trate de clientes, beneficiarios, afectados por un percance, etc. UNESPA ha decidido animar a las aseguradoras a dar un nuevo paso en el proceso de excelencia empresarial y transparencia emprendido hace años por parte del sector" podemos leer en la introducción de la Guía.

Terminología sencilla y clara, el lenguaje asegurador trasladado al lenguaje común: 

Las aseguradoras se han propuesto acercar su terminología al lenguaje común

 Las aseguradoras se han propuesto acercar su terminología al lenguaje común

*A modo de resumen: a la hora de contratar un seguro informarse bien del producto y de la aseguradora con la que vas a firma el contrato. Leer los documento de pe a pa, si hay dudas o no lo ves claro, preguntar y que te lo especifiquen por escrito antes de firmar. Si tienes un problema y debes exigir la ejecución de la póliza, no cejar hasta conseguir lo que firmaste y está por escrito.

Etiquetas

Lo más