La Bolsa suma un 3 por ciento en esta semana y reduce su pérdida anual a poco más del 1 por ciento

Imagen Bolsa

Javier Lizón

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:22

Las Bolsas europeas se han permitido el lujo de cerrar la sesión del viernes con ganancias a pesar de la guerra cruzada de aranceles comerciales entre Estados Unidos y China. La Bolsa española ha subido en cuatro de las últimas cinco sesiones. El índice Ibex 35 ha cerrado este viernes en 9.905 puntos  con una ganancia del 0,4 por ciento. Se ha revalorizado en esta semana  cerca de un 3 por ciento. En el conjunto del año la pérdida acumulada se reduce al 1,4  por ciento.

Los inversores han digerido con bastante tranquilidad la nueva andanada de aranceles comerciales de EEUU a China, así como la respuesta de Pequín. 

Hoy además los mercados han dado por buenas las cifras que se han publicado en EEUU. La balanza comercial ha mostrado un buen comportamiento. El déficit se ha reducido en 3.000 millones de euros, hasta  43.100 millones. Es una cifra mejor de la que se esperaba. Por su parte, la tasa de paro ha repuntado dos décimas, hasta el 4 por ciento, pero se han creado 213.000 empleos no agrícolas, que es más de lo que pronosticaban los analistas.

Con estas referencias, siguen animados los bancos, que operan muy pendientes del impuesto que va a imponer el gobierno socialista a las entidades financieras. Los analistas de UBS y los de JP Morgan cifran en torno a un 7 por ciento el impacto sobre los beneficios del sector.  Ganancias también en Telefónica, que cierra  la semana con una revalorización acumulada próxima al 6 por ciento.

En el mercado de divisas, el euro supera el cambio de 1,17 dólares. Ayer se publicaron las actas de la última reunión de la Reserva Federal, en las que se remacha la intención de subir el precio del dinero dos veces más a lo largo del año, a pesar de que observa cierta pérdida de impulso.

Para la próxima semana los mercados esperan las cifras de confianza del inversor en Europa, que se publicarán el lunes.  Una referencia importante para calibrar cómo puede evolucionar la actividad económica en el futuro próximo. También se conocerá la balaza comercial de la eurozona.  El jueves los inversores tendrán que prestar atención los  datos de inflación de Estados Unidos. Se espera un repunte de una décima hasta el 2,9 por ciento. En las actas de la última reunión, la Reserva Federal deja clara su intención de subir el precio del dinero dos veces más a lo largo del año, a pesar de que observa una pérdida de impulso en la economía. La Reserva ha advertido además de los riesgos que entraña la política proteccionista de Trump.  También el jueves se conocerá el IPC de Alemania, que se encuentra actualmente en el 2,2 por ciento.

Y el viernes se publica la inflación de España. Según el indicador adelantado que se conoció hace unos días, la tasa interanual ha repuntado hasta 2,3 por ciento debido en gran parte a la escalada de los precios de los carburantes.  El viernes los inversores tendrán que vigilar también la evolución de la balanza comercial de China en medio de la escalada de la implantación de aranceles comerciales por parte de EEUU.

El Tesoro español volverá a los mercados el martes. Colocará letras a 6 y 12 meses. ambas ofrecen rentabilidad negativa, menos 0,46 y menos 0,34 por ciento, respectivamente. 

Etiquetas

Lo más