Xi Jinping y Donald Trump mantienen en ascuas a los mercados financieros

​La prima de riesgo de España se reduce ligeramente, hasta 119 puntos, mientras la de Italia mejora hasta 288

Imagen de recurso

 

Bolsa de Madrid

Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:58

El índice Ibex 35 ha cerrado la sesión del viernes casi en tierra de nadie. Ha bajado un 0,2 por ciento hasta 9.077 puntos. La Bolsa ha subido un 1,8 por ciento en el conjunto de la semana, se ha revalorizado algo más de un 2 por ciento en el mes de noviembre y ha reducido  su pérdida en lo que va de año hasta el 9,6 por ciento.  El mercado corta así la mala racha. Había cosechado pérdidas en los tres meses anteriores. En octubre la Bolsa perdió más de un 5 por ciento.

Una de las grandes estrellas de la Bolsa ha ido Telefónica, que ha subido más de un 8 por ciento en esta semana y vuelve a mostrar  balance positivo en el conjunto el año. Los inversores han acogido favorablemente el nuevo pan estratégico de la compañía, así como su intención de seguir reduciendo el endeudamiento. Telefónica cotizaba a 6,5 euros a mediados de septiembre, cuando hoy lucha para reconquistar los 8 euros por título. Es una reacción alcista muy llamativa. 
Importantes ganancias esta semana también en Inditex, la empresa de mayor capitalización de la Bolsa española.   Inditex publicará resultados el día 12. Los accionistas confían en las cuentas serán buenas.  Inditex vuelve a los 27 euros por acción, todavía muy lejos de los 31 euros de hace un año, pero muy por encima del mínimo de este año de apenas 22 euros que marco en marzo.

En las últimas horas, los inversores han contenido el aliento a la espera de noticias de la reunión entre los presidentes de China y Estados Unidos, Xi Jinping y Donald Trump. Han quedado para cenar el sábado... Es un encuentro crucial. Puede suavizar la tensión comercial existente entre ambos países, pero también puede elevar la crispación. Hoy se ha conocido que la actividad manufacturera en China se ha ralentizado por tercer mes consecutivo. Está a punto, además, de comenzar a contraer su crecimiento, lo que hace pensar que  China no puede permitirse mantener ese pulso comercial con EEUU durante mucho más tiempo.  La actual escalada de aranceles no es buena para nadie. Es una de esas situaciones en las que todos pierden. Pero nadie quiere asumir riesgos en los mercados hasta comprobar cómo van las cosas.

De momento, el presidente Trump, fiel a su estilo, ha vuelto a recordar que su intención es elevar en enero los aranceles sobre productos chinos por 200.000 millones de dólares. Del 10 al 25 por ciento. Por cierto, que Trump también baraja imponer aranceles a la importación de automóviles europeos.  Así que tampoco las economías del Viejo Continente  pueden aguantar ese clima tan desfavorable que se ha creado. Tampoco la economía europea está para mucho trotes. Hoy se han conocido las cifras de paro y de inflación en la zona euro. El desempleo se mantiene en el 8,1 por ciento. La inflación se ha reducido hasta el 2 por ciento. El euro ha perdido fuerza. Ha pasado en pocas horas de rondar los 1,14 dólares a cambiarse por poco más de 1,13.

La prima de riesgo de España se reduce ligeramente, hasta 119 puntos, mientras la de Italia mejora hasta 288. Los rumores de mercado apuntan a que el gobierno de Roma podría acceder a recortar sus objetivos de déficit desde el 2,4 hasta el 2,0 por ciento, para adecuarse a las exigencias de la Comisión Europea.

El petróleo no levanta cabeza. Hoy se paga a menos de 59 dólares, cuando a comienzos de octubre superaba los 86. El próximo jueves se reúnen los grandes países exportadores de petróleo, con el objetivo de alcanzar un acuerdo para reducir su producción. Se espera que la recorten en 1,4 millones de barriles por día. Falta por saber si esa cifra será suficiente para acabar con la sangría en el precio del crudo. 

Etiquetas

Lo más