Segundo día de recortes en unas Bolsas que se enfrentan a más incertidumbres que certezas

El índice Ibex 35 ha reaccionado al tocar la zona de los 8.950 puntos

Los mercados reaccionan

Las bolsas reflejan cada día la actualidad de la economía mundial. EFE

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 18:37

La Bolsa se ha asomado hoy durante un rato a la ventana de los 9.000 puntos... y no le ha gustado lo que ha visto por debajo de ese nivel. El índice Ibex 35 ha reaccionado al tocar la zona de los 8.950 puntos. Ha cerrado algo más arriba, en 9.012 con una perdida del 0,55 por ciento.  Muy cerca quedan, amenazantes, los mínimos del año que marcó la Bolsa en 8.600 puntos a finales de octubre. Los inversores dudan sobre los acuerdos comerciales entre China y Estados Unidos y dudan sobre el Brexit.  
Casi todos los grandes valores han terminado por encima de sus mínimos del día. Aun así, las empresas acereras, Repsol, Telefónica y los grandes bancos han tenido un mal día. Supermercados Dia sigue en pleno naufragio, ha perdido hoy más de un 5 por ciento y acumula en lo poco que va de mes una caída superior al 10 por ciento.  Hoy las acciones de Día valen un 85 por ciento menos que hace un año.

Han subido las empresas energéticas, la llamadas “utilities”, que sirven de refugio en momentos de duda. Hoy ha sido día de estreno en el parqué. Ha debutado Solarpack en el mercado continuo. Ha subido un 10 por ciento hasta 9,14 euros, después de haber tocado los 9,60 euros en los mejores momentos del día.

Más animoso ha estado hoy el mercado de deuda. La prima de riesgo de Italia se ha reducido un 5 por ciento, hasta 279 puntos, tras conocerse que el gobierno de Roma enviará a Bruselas la semana próxima  una nueva versión de sus presupuestos generales. Está viva todavía la esperanza de que el multicolor ejecutivo italiano de su brazo a torcer, al menos parcialmente, y rebaje sus objetivos de déficit público. Hoy se han reducido todas las primas de riesgo periféricas. La de Portugal baja a 150 puntos y la de España mejora hasta 118. El Tesoro ha colocado hoy cerca de 3.000 millones de euros en deuda a medio y largo plazo. Ha colocado bonos a 3 y 5 años y obligaciones a diez con rentabilidades más bajas que en la subasta anterior.

Hoy están cerradas las Bolsas de Estados Unidos en señal de luto por el fallecimiento del ex presidente Bush. Pero los mercados siguen nerviosos porque se ha invertido la curva de tipos de interés por primera vez en los últimos once años. Son más altos a corto plazo que a largo, el tres años rinde más que el cinco, lo que suele interpretarse como síntoma de que se aproxima un enfriamiento de la actividad económica. El rendimiento de los bonos a diez años se sitúa por debajo del 3 por ciento. Los analistas creen que si se mantiene esa situación de curva de tipos plana o invertida, Wall Street podría perder hasta un 15 por ciento. Los mercados esperan una subida más de tipos este año en la reunión que realizará la Reserva Federal el próximo día 19. Pero ya no está tan claro lo que vaya a hacer a lo largo del año venidero.  En Europa se ha conocido un pobre dato de actividad industrial. El índice PMI compuesto -que mide tanto la actividad manufacturera como en el sector servicios- se ha contraído de 53,1 a 52,7 puntos, lo que indica estancamiento económico. Las ventas al por menor en la eurozona han crecido apenas tres décimas en octubre.

En el mercado de materias primas, el petróleo ha repuntado hasta superar los 62 dólares. Lleva unas semanas moviéndose con gran inestabilidad. Hoy se ha conocido que la producción de petróleo de la OPEP, paradójicamente, ha aumentado en noviembre en 40.000 barriles por día. Supera los 33 millones de barriles diarios. 

Etiquetas

Lo más