Las Bolsas intentan recuperar el aliento tras el fortísimo varapalo que sufrieron ayer

En las últimas horas ha generado mucho nerviosismo el arresto en Canadá  de la directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei

Las Bolsas intentan recuperar el aliento tras el fortísimo varapalo que sufrieron ayer

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:32

El batacazo que sufrieron ayer las Bolsas fue importante, pero parece que hoy ya llueve menos. El índice Ibex 35 que ayer perdió un 2,75 por ciento, hoy se anota una ganancia del 0,7  por ciento media hora después de la apertura. Se sitúa en 8.830 puntos. Reaccionan las empresas acereras y las relacionadas con el sector automovilístico. Ayer sufrieron de lo lindo, porque son las que pueden verse más perjudicadas si se agrava la guerra comercial. Hoy suben Arcelor y Cie Automotive.  De momento, son mejoras sin demasiada convicción. La prudencia manda. 
Las Bolsas de Wall Street operaron ayer de menos a más. Llegaron a sufrir pérdidas superiores al 3 por ciento, pero cerraron casi en tablas.

Todo un logro, que consigue tranquilizar, al menos parcialmente,  a los inversores europeos. En las últimas horas ha generado mucho nerviosismo el arresto en Canadá  de la directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei (hija además del fundador de la empresa y heredera del imperio), para su posterior extradición a Estados Unidos. Se la acusa de haber violado las sanciones comerciales a Irán.  Esta detención puede complicar aún más las ya difíciles relaciones entre Estados Unidos y China. Y el mundo tiembla. 

Y es que, además, siguen vivos otros focos de tensión, como la preocupación por el enfriamiento de la actividad económica mundial, como el pulso entre Italia y Bruselas o como el complicado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los mercados trabajan ya con la hipótesis de que el Parlamento británico rechazará la semana próxima los acuerdos que ha firmado la primera ministra, Theresa May, con la Unión Europea. 

Hoy los mercados dispondrán de algunas referencias macroeconómicas importantes, como las cifras de paro en Estados Unidos y también en la Unión Europea, donde se publicará también el dato de PIB. La economía europea está creciendo a un ritmo del  1,7 por ciento. Está muy lejos del 3 y medio al que crece EEUU, un país que además roza el pleno empleo técnico. Los analistas creen que en noviembre se han creado en aquel país en torno a 200.000 empleos no agrícolas con una tasa de paro estable en el 3,7 por ciento.  

Ayer el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, se mostró optimista sobre la marcha de la economía. Se espera que la Fed suba el precio del dinero por cuarta vez en este año en su reunión prevista para el día 19. Pero  en los mercados se dice que podría anunciar que en 2019 reducirá el ritmo de subidas de tipos de interés. Los mercados ya no descuentan tres subidas más el año que viene, sino tan solo dos o incluso una.  

En el mercado de materias primas, el petróleo sigue débil.  Se paga a menos de 60 dólares por barril (frente a los 85 que alcanzó en octubre), a la espera de noticias procedentes de la cumbre de la OPEP. Ayer los grandes países productores de crudo llegaron al acuerdo de reducir su producción. Pero falta determinar en qué cantidad. Falta que Rusia, -que no pertenece al cartel- decida cual es su contribución a la causa. En total y en el mejor de los casos, la OPEP podría recortar su producción de en torno a un millón y medio de barriles diarios, pero quizá finalmente se quede mucho más abajo, alrededor del millón de barriles. No está claro que estas cifran sirvan para evitar que sigan desplomándose los precios.  

Lo más