A pesar de las últimas dudas, la semana se salda en la Bolsa con una subida del 3,4 por ciento

El índice Ibex 35 ha cerrado la sesión en 6.697 puntos, con alza de un 0,17 por ciento

La Bolsa apuesta por el optimismo, a pesar de que vuelve a desplomarse el precio del petróleo

Eduardo Parra / Europa Press

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:56

Las Bolsas han cerrado con ganancias. No ha sido un día fácil, pero hoy los inversores se han sobrepuesto a la creciente tensión entre Estados Unidos y China. La nueva ley de seguridad que ha impuesto Pequín en Hong Kong ha incrementado algo más la crispación internacional. Pero hoy los mercados han optado por ver el lado bueno de la vida. Vuelve a hablarse de avances en las investigaciones de una vacuna contra el coronavirus y vuelve a contemplarse la hipótesis de que ya puede haber quedado atrás lo peor del desplome de la actividad económica.
El índice Ibex 35 ha cerrado la sesión en 6.697 puntos, con alza de un 0,17 por ciento. La Bolsa se ha revalorizado un 3,44 por ciento en esta semana, lo que reduce la pérdida acumulada en el año hasta el 29,8 por ciento. Hoy han tirado del mercados los bancos, mientras Telefónica e Inditex han operado con mayor tibieza. Los valores más débiles del día han sido IAG, Repsol y las empresas acereras.

Entre los valores más pequeños, Deóleo ha bajado un 32 por ciento, hasta 0,026 euros por acción. Según ha decidido la CNMV, la empresa dejará de negociarse en Bolsa el próximo lunes tras el cierre de la sesión. La empresa aceitera va a realizar una “operación acordeón”, es decir una reducción del capital a cero y una posterior ampliación de capital por 50 millones de euros. La operación, que comienza el día 26, se realiza en la proporción de 21 acciones nuevas por cada 59 antiguas, al precio de 0,10 euros por título.

Hoy los mercados han digerido bien las malas previsiones económicas. Los expertos del Observatorio de la Realidad Financiera, Orfin, estiman que la economía española caerá este año un 13 por ciento, con una tasa de paro disparada al 20,5 por ciento, una deuda pública del 122 por ciento del PIB y un déficit del 14,5 por ciento.

Al otro lado del charco, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, considera probable que el Congreso tenga que aprobar nuevos paquetes de estímulo económico, aunque no de forma inminente. Ya están en marcha programas que comprometen hasta cinco billones de dólares. Nadie olvida que en poco más de dos meses más de 38,5 millones de estadounidenses han solicitado un subsidio por desempleo. Una cifra que pone los pelos de punta.

Hoy se ha conocido que las ventas al por menor se han desplomado un 18 por ciento en abril en el Reino Unido. Es un dato mucho peor de lo que se esperaba. Además, el Banco de Japón ha puesto en marcha un nuevo programa de estímulos. Hasta ahí la economía. En los patios de operaciones, de cuando en cuando, también cotizan las consideraciones políticas. Los más retorcidos creen que la Bolsa española puede subir con fuerza si se confirma el resquebrajamiento de la coalición de gobierno. Si hay elecciones anticipadas en algún momento del año próximo, los inversores lo celebrarán. Esa es la sensación que existe actualmente en el mercado.

También en Estados Unidos puede haber conmociones electorales. La grave crisis económica puede provocar una derrota de Donald Trump. Los analistas de Oxford Economics creen que el republicado perderá las presidenciales de noviembre ante el demócrata Joe Biden. Y además por un amplio margen. Si la economía no se recupera con rapidez en la parte final del año y persiste la pandemia de coronavirus, -o hay rebrotes en otoño-, el actual inquilino de la Casa Blanca puede cosechar una sonada derrota electoral. De momento, el desplome de la actividad económica y las disparadas cifras de desempleo juegan en contra de Trump, que se ha visto en la necesidad de buscar otros frentes para recuperar votos, como el enfrentamiento comercial y político con China. Antes de la pandemia, Oxford Economic le otorgaba a Trump una victoria con el 55 por ciento de los votos.

En los demás mercados, el petróleo cae con fuerza después de un par de semanas con ganancias. El crudo tipo Brent del Mar del Norte ha bajado un 3 por ciento, hasta 34,7 dólares por barril. El oro se mantiene en torno a los 1.735 dólares. Los analistas de Citi esperan que la onza de oro suba a medio plazo hasta los 2.000 dólares. La prima de riesgo baja ligeramente hasta 118 puntos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 0,7 por ciento. El Tesoro tendrá que apretar el paso y emitir este año 130.000 millones de euros más de lo previsto para atender al incremento de la deuda pública y el déficit. Ya ha captado en lo que va de año el 55 por ciento de sus necesidades de financiación.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo